image description

Tierra conquistada por el Islam, Tierra musulmana para siempre

Las mafias de tráfico de personas, están informando sobre el ingreso mínimo vital aprobado por el Gobierno socialista-comunista, el viernes día 05 de junio 2020, ofreciéndolo como un nuevo complemento a su oferta de viaje.

Hay varias publicaciones en redes sociales que publicitan por todo el Magreb el ingreso mínimo vital, explicando las cuantías que se pueden percibir, cómo se solicita y la posibilidad de acceder a la ayuda a pesar de encontrarse en situación irregular.

Según, explica el gobierno de “los hermanos Marx”, a través del ingreso mínimo vital, se pretende reducir en un 80% la pobreza extrema en España, su finalidad es cubrir las necesidades básicas de aquellos que no tienen recursos económicos para hacerlas frente. Esta prestación llegará a 850.000 hogares, de los cuales 100.000 la recibirán de oficio a finales de este mes de junio, y oscilará entre los 460 y los 1.000 euros dependiendo del número de personas que vivan en un mismo domicilio, lo que llama la norma que regula esta prestación, la unidad de convivencia. Se estima que esta prestación llegue a 2,3 millones de personas, de las que un 30% son menores, y que un 18% de los beneficiarios serán extranjeros, unos 150.000. Estos beneficiarios serán, en todo caso, extranjeros que tengan residencia legal en España durante al menos un año antes de la presentación de la solicitud, tal y como ha previsto el Ejecutivo, que no contempla esta prestación para las personas en situación irregular en España, pese a la petición de muchas ONG de que también puedan ser perceptores de esta prestación. Para acceder al ingreso mínimo vital, se deberá acreditar la situación de vulnerabilidad y la residencia legal mínima de un año en España como se ha dicho antes, lo que deja fuera a los migrantes en situación irregular. Sin embargo, se contemplan algunas excepciones como en el caso de los solicitantes de protección internacional, las víctimas de trata de seres humanos, a partir de la expedición de la autorización de residencia provisional o las mujeres extranjeras víctimas de violencia de género.

Una comunidad de musulmanes está realizando un llamamiento a través de una página web para que los islamistas regresen a Al-Ándalus, como denominan a España. Recuerdan que éste fue su país y que debe ser recuperado para el Islam. El portal se llama “Alandalusislamica.com” y difunden sus mensajes también a través de una página en Facebook: “Restituir la Santidad en el Al-Ándalus”. También se dan consejos sobre cómo conseguir el visado y permisos de trabajo en España.

En Europa en general y España en particular se está registrando un aumento muy significativo de su población musulmana durante estas últimas décadas. Los musulmanes se han convertido en una minoría muy visible, por tener costumbres y creencias bastante distanciadas de los valores occidentales. Durante estos últimos años, entre el terrorismo y la inmigración islámica, el Islam se ha convertido en un tema muy polémico, mucha gente se atreve a hablar del Islam y la emigración musulmana, solo con el sentimiento, sin el conocimiento exacto, sin haber estudiado nada acerca del islam ni de la población musulmana.

Quien me conoce, sabe que soy de origen iraquí, víctima de numerosas persecuciones, malos tratos, amenazas, ataques, prisiones, secuestros, herido varias veces y finalmente condenado a muerte, debido a mis ideas pacifistas contra el fanatismo y el radicalismo islámico que conocí y sufrí desde pequeño y defendiendo mi Fe cristiana. Sé lo que es una guerra, porque lo he vivido durante muchos años. Sé lo que es perder seres queridos, una casa y una familia, porque los he sufrido. Mi camino para llegar donde estoy ahora no ha sido fácil, sino un camino de muchas espinas y amarguras, conozco muy bien la senda de un refugiado. Conozco el Islam y los musulmanes, además de mis estudios académicos sobre la religión musulmana, la cultura y la mentalidad árabe islámica es parte de mi cultura porque nací, crecí y me eduqué con ellos.

El Islam está creciendo muy rápido; tanto en sus principales lugares de influencia, Asia y África, como en el continente europeo. Los musulmanes hoy día son casi el 20% de la población mundial (1.600 millones) y en el año 2030, llegarán a ser, el 27% de la población mundial (2.400 millones), y siguen creciendo. De hecho, los musulmanes crecen el doble de rápido que el resto del mundo, de forma más acentuada en los países como Indonesia o Pakistán. Sin embargo, donde más relevancia tiene por su impacto es en la sociedad occidental.

Mientras el Occidente envejece de manera rápida y constante, la natalidad entre los musulmanes es mucho más alta que la media de cualquier país europeo. Por ello, un porcentaje importante de los nacidos en Europa son hijos de musulmanes.

Según, Estudio demográfico de la población musulmana, Explotación estadística del censo de ciudadanos musulmanes en España, referido a fecha 31/12/2019, en colaboración con el Consejo Musulmán de Cooperación en Europa y La Unión de Comunidades Islámicas de España: Para mantener una población nativa, en cualquier civilización, se necesita una tasa media o mínima de natalidad de 2,1. En la Unión Europea la tasa mínima o media de natalidad nativa es de 1,4, es decir muy inferior a la tasa media. La tasa mínima o media de natalidad dentro de las comunidades musulmanas en Europa es de 4,2 es decir el triple de la media europea. Por lo tanto, la población autóctona no es suficiente para asegurar el relevo generacional.

En España, es más grave, con una tasa media de natalidad nativa de 1,1 hijos por mujer. Los españoles no creen o no quieren creer que la amenaza islámica a su tierra es inminente, entre otras razones porque están engañados con la historia de la convivencia con el Islam y la alianza de la civilización. Además, en España no había ni hay tradición de estudio de las religiones comparativas.

En España, en la actualidad los musulmanes representan casi el 3% de la población española, hay en el territorio español casi 2.000.000 de musulmanes (yo creo que hay más, ilegales), el 50% nacionalidad marroquí, 25% tienen nacionalidad española entre los que cabe destacar los musulmanes conversos, que tuvo lugar a partir de los años 70 hasta hoy, además de melillenses, ceutíes, marroquíes nacionalizados, así como los descendientes de éstos.

Cataluña es la comunidad con mayor número de musulmanes, casi 600.000. Andalucía es la segunda comunidad con mayor número de musulmanes con casi 300.000. Les siguen las comunidades de Madrid casi 280.000, comunidad Valenciana casi 180.000 y Murcia casi 100.000. El tercer grupo por importancia lo constituyen los pakistaníes 80.000, que se concentran fundamentalmente en Cataluña, y por detrás de ellos están los senegaleses 70.000 y los argelinos 65.000. Los municipios con mayor número de ciudadanos musulmanes son Barcelona, Ceuta, Madrid y Melilla. En las autonomías españolas hay cerca de mil mezquitas o lugares de culto del Islam. Las comunidades en las que las mezquitas son más numerosas son Cataluña (220), Andalucía (150), Madrid (100), Castilla La Mancha (65), Murcia (60), Aragón (50), Ceuta (50) y el País Vasco (30).

Siguiendo este ritmo de crecimiento musulmana en España y aplicando las actuales políticas anti naturales, como por ejemplo; la ideología de género, el aborto, el matrimonio homosexual, la eutanasia, etc. no menos del 25% de la población española será musulmana en apenas los próximos 10 años a contar de ahora y habrá una mayoría musulmana para cuando finalice este siglo.

Los españoles no quieren entender que el Islam está en “Al Yihad” contra España desde hace seis siglos. Los árabes nunca olvidaron su expulsión de España en el año 1492,  y nunca han dejado de pensar en Al-Ándalus como una de las piezas fundamentales en la historia árabe musulmana y por ello piensan siempre en recuperarla sea como sea, es una espina en su corazón. Según la ley islámica, cualquier tierra que una vez fue ocupada y gobernada por musulmanes pertenece por derecho a los musulmanes para siempre (Corán 2:191) “Matadles donde deis con ellos, y expulsadles de donde os hayan expulsado. Tentar es más grave que matar. No combatáis contra ellos junto a la Mezquita Sagrada, a no ser que os ataquen allí. Así que, si combaten contra vosotros, matadles: ésa es la retribución de los infieles”.

Los musulmanes están acostumbrados a la vía de sentido único, donde ellos pueden hacer todo lo que quieran pero nadie les puede responder ni enseñar sus actos malos en espejo y ni siquiera criticarlos. España no posee un plan o una política clara para tratar el evidente problema de la minoría musulmana y su integración. Una España Islámica significaría una patria despojada o vaciada de cultura, libertad y democracia, un territorio desértico económicamente, una pesadilla intelectual.

Por si acaso, alguien piensa insultarme, estoy acostumbrado a recibir descalificaciones desde islamofobo hasta extremista de derecha, sin fundamento ni conocimiento del Islam ni de mí persona.

Raad Salam Naaman

Cristiano católico caldeo de origen mesopotámico y patriota español

Leave Comment