image description

Carta abierta a los dirigentes del centro Islámico de Madrid, la gran mezquita de M30

En el sermón, más mediático en la historia de la gran mezquita de Madrid conocida como la de M30, inaugurada en 1992 por los Reyes de España y financiada por Arabia Saudí, que exhortó el Imam de la mezquita Hussam Khoja, el viernes día 20 de Noviembre, a los cerca de 1500 fieles que han acudido a la oración, después de los crimines de Paris que dejaron 129 muertos y centenares de heridos. Hussam Khoja, habló del Islam como “religión de tolerancia”, y presentó como prueba el hecho de que “las palabras paz y seguridad aparecen 140 veces en el Corán, mientras que el término guerra sólo se repite seis veces”. Denunció el Imam que los grupos “injustos y corruptos, entre ellos el Da’ash”, formados por pretendidos musulmanes que “falsifican los textos sagrados” e incurren en “un crimen contra el Islam”. Durante su alocución a la comunidad musulmana, el predicador condenó “enérgicamente” la matanza y aseguró que los textos coránicos y proféticos del Islam “son muy claros en criminalizar estos actos atroces” y añadió, que Allah dice en el Corán: “quién mata a una persona sin que haya cometido un crimen o sembrado la corrupción en la Tierra, es como si matase a toda la humanidad”. Además, tanto el Imam como a los 1500 fieles musulmanes manifestaron gritando que “no hay que mencionar el nombre del Islam para referirse a los terroristas” ¡Este no es el Islam!
Después del rezo, Sami Al-Mushtawi, ha subrayado en una atípica rueda de prensa ante medio centenar de redactores, así como de una decena de cámaras de televisión y otros tantos fotógrafos, separa y motiva sus mensajes de agradecimiento y “perdón”; repite una y otra vez su propósito y lanza un ruego a los periodistas: “Por favor, digan “Da’ash” y hablen de grupo terrorista, pero no hace falta que nombren el Islam al hablar de ellos porque esa gente no comprende lo que significa el Islam, y su único pensamiento es matar”. Las acciones de estas personas son “acciones criminales cometidas por enfermos y que los musulmanes una vez más rechazamos y condenamos”. Según Al-Mushtawi, “El Islam prohíbe los actos de violencia en todas sus formas, estos actos de barbarie nada tienen que ver con el Islam”. Asimismo, recuerda que en dicha religión “no hay texto alguno que hable de la licitud de degollar al ser humano”. Y añade, “Muhammad, el Profeta del Islam, vino como misericordia para todo el mundo”. A preguntas de los periodistas, Al-Mushtawi ha comentado que Arabia Saudí, país que ha acogido a unos 500.000 refugiados, aunque lo hace en el “anonimato” a diferencia de Europa.

Aprovecho la ocasión para agradecer el comunicado del centro cultural islámico de Madrid M30 a condenar la serie de crimines terroristas de París y rechazar la violencia yihadista. Al mismo tiempo y desde mi conocimiento del Islam y las fuentes de la ley islámica, puedo decir que las justificaciones que revelan tanto, el Imam Hussam Khoja, como del director del departamento de cultura del centro islámico de la mezquita de Madrid M30, Sami Al-Mushtawi, totalmente mentira, además ¡El Islam permite el engaño! el Corán, describe Allah como el dios de la intriga, le llama el mejor de los intrigantes (Sura 8:30) “Y cuando los infieles intrigaban contra ti para capturarte, matarte o expulsarte. Intrigaban ellos e intrigaba Allah, pero Allah es el Mejor de los que intrigan”. Como cristiano verdadero, seguir a Nuestro Señor Jesucristo mi deber es decir la verdad y nada más que la verdad, analizar, explicar, aclarar y rebatir todas estas mentiras, una por una:

Hussam Khoja el Imam de la mezquita de M30, manifestó que:

  1. El Islam es una “religión de tolerancia”. No hay que mencionar el nombre del Islam para referirse a los terroristas” ¡Este no es el Islam!
    En realidad, el Islam es una ideología y un plan provocador que tiene como fin alterar el orden social del mundo entero y establecer uno nuevo que obedezca a los principios e ideales propios del mismo Islam. El propósito del Islam es fundar un Estado basado en su ideología y su programa, sea cual sea la nación que asuma el papel de transmitir las normas islámicas y sea cual sea el gobierno que resulte destruido durante el establecimiento de un Estado ideológicamente islámico. Al Yihad, la guerra santa islámica, es la lucha revolucionaria y el principal empeño del Partido Islámico para conseguir este objetivo. Según el Islam ¡Sólo con la espada se puede conseguir la obediencia de la gente y la espada es la llave del Paraíso, que sólo los guerreros santos pueden abrir! Uno de los argumentos que los defensores del Islam usan para convencernos de que el Islam es una religión de paz, es que la palabra Islam deriva de la palabra “Salamسلام ” que significa (paz).
    Al comienzo de las predicaciones de Muhammad en la Meca, en el año 610, Muhammad tenía pocos seguidores y era muy débil. Los pocos que creían en él y en su mensaje, eran llamados “seguidores de Muhammad o mahometanos”, no fueron llamados “musulmanes o Islam”, hasta dos años más tarde de su emigración de la Meca a Al Medina en el año 622 o la Hégira. Exactamente a partir del año 624, cuando Muhammad se hizo fuerte, jefe, dueño de toda la ciudad de Al Medina, tuvo muchos seguidores y sus seguidores empezaron a conquistar las tribus judías y cristianas de la zona, que no quisieron abrazar sus creencias, la matanza de los hombres y la venta como esclavos de las mujeres y niños. Antes de la conquista, Muhammad enviaba avisos a los jefes de las tribus judías y cristianas cercanas de la zona donde vivía Muhammad en Al Medina, invitándoles a dejar sus creencias, convertir y rendirse a su autoridad. Muhammad siempre terminaba sus mensajes o sus avisos con dos palabras derivadas del mismo infinitivo “salm سلم”: “Aslem Taslam; اسلم تسلم” que significan, literalmente: “Ríndanse obtendríais la paz, es decir o os convertís, creyendo en mi religión o muriereis”. Claro había gente por miedo, pues se rendían para salvar su vida, y tener la paz (Islam اسلام salam سلام). De allí viene el origen de la palabra Islam. ¿Dónde está la paz aquí? Más bien es una amenaza a muerte. Es una trampa de aproximaciones de pronunciación y letras, son falsedades fonéticas. Por lo tanto, Islamاسلام y salam سلام tienen la misma raíz “salm سلم”, pero quieren decir cosas totalmente diferentes. En el mismo año 624-625, Muhammad declaró al Yihad como un pilar importante para los musulmanes. Buscando el significado de la palabra “Yihad جهاد” en diferentes diccionarios, la respuesta es siempre la misma, la palabra “Yihad جهاد” figura como “hacer la guerra santa, luchar, combatir, batallar, matar…etc.”. Los musulmanes han perseguido incansablemente, matando a los judíos y cristianos como “infieles” en las zonas de mayoría musulmana y hasta hoy día, en el nombre de Allah, practicando “Al Yihad, la guerra santa”. La historia del Islam registra la masacre de los judíos en la Península árabe (Al Medina), entre los años 624 y 627. En la misma raíz del Islam está la conquista militar, y el fruto que vemos hoy viene de esta raíz. El Islam, desde su mismo principio, fue propagado por “el filo de la espada”. La historia del Islam está repleta de violencia y guerra, desde su nacimiento hasta el día presente. Cuando los musulmanes invadieron España en el año 711, se necesitaron siete siglos para sacarlos, en el 1492. Gracias a los Reyes católicos, los españoles en general, hoy día no hacen flexiones cinco veces al día y las mujeres van libres sin Burca. Los turcos otomanos masacraron a dos millones cristianos armeneos entre los años 1915-1916 (un hecho todavía ignorado por el mundo occidental y Turquía no quiere recordarlo). En el Sudán, más de dos millones de cristianos han sido masacrados y muchos más vendidos como esclavos. En Indonesia, los musulmanes han matado a más de 300.000 católicos desde 1975. El genocidio y la persecución actual de los cristianos en Irak, Siria, Irán, Egipto, Pakistán, Nigeria…en el nombre de Allah.
  2. Las palabras paz y seguridad aparecen 140 veces en el Corán, mientras que el término guerra sólo se repite seis veces. Da’ash, falsifica los textos sagrados del Corán.
    El libro sagrado de los musulmanes, que se llama Corán contiene 255 versos que llaman a los musulmanes a la guerra contra, los infieles, judíos y cristianos, al mismo tiempo son imperativos abiertos para todos los tiempos y hasta nuestros días. Según la traducción musulmana, en el Corán (Sura 9), fue la última Sura, que Muhammad recibió y trasmitió a sus seguidores. Esta Sura, está dedicada totalmente a los infieles, a los no musulmanes, entre ellos los judíos y cristianos, declara claramente que todos los infieles deben ser aniquilados o completamente sometidos. El Corán, el libro sagrado de los musulmanes, no es un libro sagrado ni religioso sino es un libro violento, lleno de odio y discriminación. El Corán es responsable de todo el terrorismo que hemos visto en los últimos años donde miles de personas han perdido la vida. Son cientos de versículos en el Corán que hablan repetidas veces de todo lo que no permite, cual que religión divina, la civilización, la humanidad ni el mundo moderno. La palabra “Yihad جهاد” aparece centenares de veces y se traduce de la misma forma “combatir, matar o luchar”. Las palabras matar, guerra, luchar vienen mencionados en el Corán y la Sunna (los dichos y hechos de Muhammad), los libros sagrados del Islam, 35213 veces.
    Los más importantes:A. Los Versículos que dan órdenes o animan a los musulmanes a hacer Al-Yihad (la guerra santa) obligatoriamente o Versículos que glorifican la importancia del Yihad, Justifican la matanza en el nombre de Allah:
    (Sura 2:191-193, 216-218, 244) (Sura 3:157-158, 169, 195) (Sura 4:71-74, 84,91) (Sura 5:35) (Sura 8:12, 17, 39, 60-65, 74-75) (Sura 9:5, 14, 20, 24, 29, 36, 38, 39, 41, 73, 111) (Sura 22:58,78) (Sura 25:52) (Sura 29:6) (Sura 47:4) (Sura 61:4, 11) (Sura 66:9) “Matadles donde quiera que los encontréis y expulsadles de donde os hayan expulsado. La oposición (a vuestra creencia) aguantar persecución es peor que matar. Quien combate por Allah combate, en realidad, en provecho propio. Allah, ciertamente, puede prescindir de las criaturas”.
    B. Los Versículos que no permiten a hacer amistad con los infieles, los judíos y cristianos, son enemigos declarados a los musulmanes:
    (Sura 4:34, 89, 101, 144) (Sura 5:33, 51, 57, 82) (Sura 49:15) “Creyentes; No toméis como amigos a los judíos y a los cristianos. Son amigos unos de otros. Quien de vosotros trabe amistad con ellos, se hace uno de ellos. Allah no guía al pueblo impío. Querrían que negarais la verdad como ellos la han negado, para que fuerais iguales. Por tanto no hagáis amistad con ellos ni les toméis por aliados vuestros, hasta que no abandonen sus hogares para marchar en el camino de Allah (Yihad) con vosotros. Y si se cambian su pensamiento, atrapadlos y matadlos allí donde quiera que los encontréis y No aceptéis su amistad ni auxilio”.

    Todos los musulmanes, todos los que creen en el Corán, tienen la misma ideología. No hay dos tipos de musulmanes ni existen musulmanes moderados en este mundo. Un musulmán estrictamente siempre es un musulmán que sigue la educación y las doctrinas del Corán. Y es la pura verdad, porque según (Sura 4:56-57) “A quienes no crean en Nuestros versículos les arrojaremos a un Fuego. Siempre que se les consuma la piel, se la repondremos, para que conozcan el castigo. Allah es poderoso, indudable. A quienes crean en Allah y obren bien, les introduciremos en jardines por cuyos bajos fluyen arroyos, en los que estarán eternamente, para siempre. Allí tendrán esposas purificadas y haremos que les dé una sombra espesa”.
    Eso significa que todos los musulmanes, tienen la obligación de creer, aplicar y respetar cada uno de los versículos del Corán a pesar de que en público pretendan de ser más tolerantes. Y si, aplican creen y respetan todos los versículos del Corán, eso significa que también creen y aplican todos aquellos versículos violentos que llevan mensajes del Yihad, odio hacia los infieles, discriminación contra las mujeres…etc. Es decir que no se puede distinguir políticamente al Islam, por “Islam Violento” y “Islam Moderado”. El Islam es uno, que enseña y practica las palabras del Corán.
    Algunos musulmanes o lectores de Al Corán excusan o dicen que no todo Al Corán es violento, que se inicia con casi 124 versos de paz. Es verdad, antes de la Hégira, la propaganda religiosa se desarrollaba de modo pacífico. Estos versículos y otros más, que con frecuencia tren a cuento a los imames musulmanes, escritores, periodistas, políticos…etc. para elogiar al Islam, pertenecen al período mecano. Más tarde, en Medina, el tono del Corán cambia, sube de grado y se convierte en agresivo. Efectivamente, en Medina, una vez asegurada su posición como jefe político y religioso, Muhammad escribe mensajes que muestran su carácter agresivo y amenazador.
    Conforme a una ciencia muy conocida en el Islam, que se llama Al Nasij wa Al Mansuj, que se puede resumir en estas palabras: los últimos versos invalidan o anulan completamente los más antiguos. Esta orden que alienta la violencia, invalida los 124 versos anteriores que instan a la paz. Es Al Yihad, la guerra santa, instituida en vistas a la propagación de la fe musulmana. Participar en Al Yihad, es practicar un acto de culto agradable a Allah. Esto es lo que proporciona el combustible que justifica Al Yihad en las mentes musulmanas. En palabras simples: para los fundamentalistas, aquellos que, entienden el texto del Corán de manera literal, interpretan que los versos más virulentos abrogan los más pacíficos… ¡Los violentos tienen prioridad sobre los pacíficos!

  3. Allah dice en el Corán: “quién mata a una persona sin que haya cometido un crimen o sembrado la corrupción en la Tierra, es como si matase a toda la humanidad”.
    Es una manipulación barata, a continuación vamos a poner el texto completo, y ustedes mismos pueden juzgan en qué contexto se refiere el episodio, sin interpretación:
    El apóstata tiene que ser condenado a muerte, según la ley islámica en (Sura 5:32-33) “Por esta razón, prescribimos a los Hijos de Israel que quien matara a una persona que no hubiera matado a nadie ni corrompido en la tierra, fuera como si hubiera matado a toda la Humanidad. Y que quien salvara una vida, fuera como si hubiera salvado las vidas de toda la Humanidad. Nuestros enviados vinieron a ellos con las pruebas claras, pero, a pesar de ellas, muchos cometieron excesos en la tierra. Retribución de quienes hacen la guerra a Allah y a Su Enviado y se dan a corromper en la tierra: serán muertos sin piedad, o crucificados, o amputados de manos y pies opuestos, o desterrados del país. Sufrirán ignominia en la vida de acá y terrible castigo en la otra”. Además en la Sunna en Sahih Al Bujari, existe un hadiz (dicho) de Muhammad N. 6922, que dice: “Aquel musulmán que cambia de religión ¡matadlo!”.
    El Islam y su Profeta Muhammad, nos define en el Corán como las peores de todas las criaturas, y así nos consideran sus eruditos religiosos y clérigos, según dicta (Sura 98:6) “Los que no creen, tanto gente de la escritura como asociadores estarán, eternamente en el fuego. Ésos son lo peor de la creación”. Sin embargo, los musulmanes se muestran orgullosos de su comunidad y sus predicadores, Allah los define en el Corán como los mejores, según (Sura 3:110) “Sois la mejor comunidad humana que jamás se haya suscitado: ordenáis lo que está bien, prohibís lo que está mal y creéis en Allah. Si la gente de la Escritura creyera, les iría mejor. Hay entre ellos Creyentes, pero la mayoría son perversos”.

Por otro lado; Sami Al-Mushtawi, el director del departamento de cultura del centro islámico en la mezquita de Madrid M30 afirmó que:No hay texto alguno que hable de la licitud de degollar al ser humano.
Miente, aquí está la verdad, a continuación:

  1. (Sura 8:12) “Cuando vuestro Señor inspiró a los ángeles: Yo estoy con vosotros. Confirmad, pues, a los que creen! Infundiré el terror en los corazones de quienes no crean. Cortadles el cuello, pegadles en todos los dedos!”.
    (Sura 47:3-4) “Y esto es así porque los infieles siguen lo falso, mientras que los creyentes siguen la Verdad venida de su Señor. Así es como Allah los pone como ejemplo a los hombres. Cuando sostengáis, pues, un encuentro con los infieles, descargad los golpes en el cuello hasta someterlos. Entonces, atadlos fuertemente. Luego, devolvedles la libertad, de gracia o mediante rescate, para que cese la guerra. Es así como debéis hacer. Si Allah quisiera, se defendería de ellos, pero quiere probaros a unos por medio de otros. No dejará que se pierdan las obras de los que hayan caído por Allah”. 
  2. “Muhammad vino como misericordia para todo el mundo”.
    Eso lo que dice el Corán en (Sura 21:107) “Nosotros no te hemos enviado sino como misericordia para todo el mundo”, pero la verdad es otra. Vamos averiguar la verdad, investigamos la vida de Muhammad y sus hechos y ustedes mismos juzgan:
    Para el Islam y los musulmanes, el ejemplo de Muhammad es sagrado. Todo lo que hizo fue bueno y digno de ser imitado, incluyendo sus conquistas y matanzas. Cuando nuestros líderes y otros en el Occidente, hablan del Islam como “Fe de paz” y citan los primeros versículos, que son los más pacíficos y en realidad son abrogados del Corán, no están haciendo justicia a la forma en la que en realidad suceden las cosas. Como la situación de los cristianos en Irak y Siria, que es ya insostenible.
    Según la traducción musulmana, Muhammad el profeta de los musulmanes, en Medina gozó de constituir y estructurar una comunidad y un estado, siendo él mismo el líder religioso, jefe político y caudillo militar. No obstante, hay que reconocer que en la historia musulmana y en el propio Corán quedan testimonios de violencia liderados por el propio Muhammad. La historia registra la masacre de los judíos en la Península árabe (Al Medina), entre los años 624 y 627. Cuando Muhammad, ordenó y participó en la decapitación de más de 3000 hombres de las tribus judías Banu Quraida, Nadir, Qonaiqona’, Mustalaq y Jaybar, además de las mujeres judías que fueron capturadas como esclavas sexuales. La primera víctima de Muhammad y sus seguidores, fue una importante tribu judía, llamada Banu Quraida, que se negó a aceptar el Islam y el liderazgo de Muhammad. Como consecuencia y por las órdenes del mismo, todos los hombres fueron decapitados y las mujeres y los niños fueron convertidos en esclavos, entre ellas Rayhana, quien fue convertida en una concubina y esclava sexual personal de Muhammad por el resto de su amarga vida. La octava mujer de Muhammad, Yawria era hija del jefe de la tribu judía Al- Mustalaq y mujer de uno de los hombres más ricos de su tribu. Muhammad y sus seguidores mataron a su padre, a su marido y a sus hermanos, tomando Yawria, que era muy guapa, como prisionera, esposa y otra esclava sexual personal de Muhammad.
    La tribu judía de Banu Al Nadir también se negó a convertirse al Islam y su fin no fue mejor que sus hermanos de la tribu Banu Quraida. Poco después, las fuerzas islámicas dirigidas por Muhammad destruyeron sus cultivos, sus tierras y sus pertenencias fueron confiscadas, sus niños condenados a la hambruna, violaron a las mujeres y los hombres fueron asesinados, uno de ellos fue el líder Kinana bin Al-Rabi’, quien fue torturado por orden de Muhammad para que revelara el lugar secreto donde su tribu guardaba un tesoro, y al no lograr someterlo, Muhammad lo decapitó y luego tomó forzada a su mujer Safia como su novena esposa y esclava sexual.
    Cuentan varios episodios recogidos de varios fuentes antiguos como Sahih Muslim, Sahih Al Bujari y Sirat ibn Hisham; Cuando Muhammad y sus seguidores conquistaron la Meca, en la Meca vivía una mujer anciana, tenía casi ciento veinte años, se llamaba Um Kalta. Era sabía, muy inteligente, muy conocida y respetuosa dentro de su pueblo, la gente la llamaban la sabia del pueblo. Um Kalta manifestaba su rechazo y sus insultos a la nueva Fe, al mensaje y a la persona de Muhammad públicamente. Cuando llegó al oído de Muhammad, las criticas, el rechazo y los insultos de esta anciana, Um Kalta, a su persona y a su mensaje, mandó un grupo de musulmanes, compañeros suyos, en su búsqueda y ordenó a matarla. Um Kalta, la anciana de ciento veinte años, fue colgada boca abajo, atada cada pie en el cuello de un camello, y mandaron a los camellos a andar en direcciones contrarias hasta partirla a dos partes. Además, Muhammad ordenó a aniquilar trece personas, con nombres y apellidos. Muhammad mandó matar su tío, hermano de su padre, Abu Lahab, y su mujer Hind. Todo eso, solamente porque no estaban de acuerdo con sus doctrinas, y formar parte de su nuevo movimiento religioso.
    Muhammad dijo en Sahih Al Bujari, dicho N. 25, “Allah me ordenó luchar contra todos aquellos, que no manifiestan la declaración de la Fe musulmana “No hay más dioses que Allah, y Muђammad su mensajero”, deben de rezar, dan la limosna y ayunan el mes de Ramadán. Si hacen todo eso están salvos, si no lo hacen tienen la muerte segura, nuestras espadas están afiladas para cortar sus cuellos”.
    ¿Qué tipo de dios este Allah que ordena a luchar y matar?
  3. Arabia Saudí, país que ha acogido a unos 500.000 refugiados, aunque lo hace en el “anonimato” a diferencia de Europa.
    Otra falacia más, lo que hay es un campo de refugiados en la frontera entre Irak y Arabia Saudita, casi 5000 refugiados sirios y iraquíes musulmanes suníes, la mayoría son mujeres viudas y niñas entre 13 y 16 años.
    En unas declaraciones recientes del ministro de Trabajo de Arabia Saudita, Adil Muhammad Faqih, dijo; que Arabia Saudita está dispuesta a contratar mujeres y niñas, refugias sirias y iraquíes como trabajadoras domesticas, después de pasar un examen médico físico y psicológico además de profesar la religión musulmana la rama suní y la tendencia religiosa wahabí.
    Últimamente se multiplican las informaciones sobre las ventas de niñas sirias y iraquíes, preferentemente vírgenes a potentados del golfo Árabe (los golfos del golfo), especialmente Arabia Saudita, que presumen de ser “buenos religiosos musulmanes”. Estos hombres o viejos “mal nacidos” aprovechan las situaciones lamentables que viven estas niñas y sus familias para casarse con ellas, pagando entre dos mil y cinco mil dólares para sus familias. Un matrimonio que puede durar entre 24 horas y pocos meses (matrimonio temporal o de placer). En uno de los campos de refugiados más grande del mundo, que se llama Al Zaatari, situado en el norte de Jordania cerca de la frontera con Siria, hay cada vez más abusos sexuales e intentos de violación de chicas jóvenes y niñas adolescentes. En estos campos de refugiados, existen casas dirigidas por mujeres especialistas (madam) en compra y venta de niñas sirias y iraquíes entre 13 y 16 años.
    Muchas mujeres en Siria fueron secuestradas, violadas, torturadas y asesinadas, mientras gran parte de las sobrevivientes ocultan los delitos de los que fueron víctimas por temor a “deshonrar” a sus familias. Muchas de las víctimas, además, temen que al presentar las denuncias sus familias sean víctimas de represalias de los agresores. Las sobrevivientes afrontan además la falta de asistencia médica, psicológica, y conviven con condiciones de inseguridad en los campos de refugiados.
    En Arabia Saudí está prohibido cualquier culto que no sea el del Islam. Pero no se ponen dificultades para las conversiones al Islam de otras religiones.
    El judaísmo y el cristianismo o cualquier manifestación religiosa que no se corresponda con la corriente islámica del wahabismo están prohibidos y perseguidos. En Arabia Saudí el Corán y la sunna- Al-Shari’a- la Ley islámica o la tradición islámica es la Constitución del país. Sólo contando a los cristianos, hay casi dos millones en Arabia Saudí, pero tienen prohibido no sólo el culto sino la posesión de cualquier símbolo cristiano como una cruz o un rosario, que puede llevar a la cárcel o a ser expulsado del país. Las autoridades religiosas saudíes consideran todo el país como una tierra sagrada musulmana, los no musulmanes que viven en el país y mueren, no pueden ser enterrados en el país.
    No dejemos engañar, hoy día no hay ningún grupo que mata en el nombre de Buda, Yave o Jesús, los únicos que matan en el nombre de Allah son los musulmanes. La gran amenaza terrorista en todo el mundo no es Da’ash, Al Qaeda, Boco Haram u otros grupos terroristas. El principal culpable de toda está amenaza en el mundo, es el Islam. La guerra santa para el Islam es una situación normal y no se concibe la paz sino como una tregua durante la cual se prepara la guerra. De aquí se sigue que en el Islam es difícil delimitar el concepto de la paz. Los juristas musulmanes han construido su sistema sobre una hipótesis-dogma “Allah mismo ha prometido la victoria definitiva”.Ojo…Gracias a nuestras leyes blandas contra el terrorismo islámico, el incremento de la emigración y la natalidad islámica frente la escasez de la población nativa en el Occidente, el aborto, el matrimonio del mismo sexo, el orgullo gay, al desasosiego y la ignorancia del Islam y sus constituciones…el Islam nos invadirá y nos dominará y en un futuro no muy lejano.

    Raad Salam Naaman
    Cristiano católico caldeo de origen iraquí

Leave Comment