image description

Dos datos sobre el islam y las prácticas homosexuales

La homosexualidad es insinuada en Islam en su libro sagrado el Corán (Sura 4:16) “Si dos de los vuestros la cometen, castigad a ambos severamente. Pero, si se arrepienten y enmiendan, dejadles en paz. Dios es indulgente, misericordioso” y prescribe un castigo severo.
Tanto el Islam como sus imames, shejes, eruditos o clérigos prestigiosos jurisconsultos islámicos, día a día, nos están acostumbrando de oír Fatuas (ley islámica), que generan olas de risas y asombros, que llegan hasta el ridículo que no estamos acostumbrados a escuchar. Van contra la corriente de la razón y de la lógica, plantean un interesante debate dentro de la sociedad, tanto oriental como occidental. Es realmente una prueba más, del retraso y de la nefasta actuación de la comunidad musulmana a lo largo de la historia.
Lo último de estas Fatuas; no sé si es para reír o para llorar, o más bien para tomarlo en serio, cuidándonos, pensándolo y analizándolo bien, y tomar medidas contra esa gente tan torcida. Un shej (sabio musulmán) de Arabia Saudí, Salafista Wahabí que se llama Abu Ahmed Al Dama’ Al Qassab, ha descubierto una forma nueva para hacer el mayor daño posible a los judíos y cristianos, y es convertir a un Yihadista en un mártir, al mismo tiempo acabar con los “infieles” o hacer el Yihad. Aconseja y explica el clérigo musulmán a través de su Fatua; la fórmula consiste en guardar capsulas de explosivos en el ano de un Yihadista, con el propósito de explotarlos más tarde entre los “infieles; judíos cristianos” y matar la mayor cantidad posibles de ellos. Pero claro, para conseguir su objetivo y hacer mayor daño que se puede, es necesario ensanchar el ano para que quepan las cantidades mayores posibles de capsulas de explosivos. Por lo tanto, según el shej musulmán, está permitido en el Islam practicar el sexo entre dos hombres o pedir a un fiel musulmán a dar por el ano a un Yihadista para ancharle el ano y conseguir su objetivo. Añade el “sabio” shej Al Qassab “practicar el sexo con personas del mismo sexo está prohibido en el Islam, pero como el Yihad es un asunto muy importante para todo fiel musulmán, es lo más sagrado en la religión islámica, es una causa y un objetivo tan grande, que se considera el pilar más importante del Islam y por encima de todos los otros pilares, la obligación de cualquier fiel musulmán es ayudar el Yihadista en su propósito “noble” (darle por el ano), y Dios bendiga a los dos”.
La verdad, no sé que decir…sólo que Dios está libre de esos malos actos y hechos (islámicos)…que paciencia tiene que guardar Dios, bendito sea.
Por otro lado, el 30 de noviembre 2012 se inauguró en la capital del país galo (París) una mezquita para homosexuales. Según cuenta la noticia del medio turco Hurriyet Daily News, uno de sus reporteros ha entrevistado a un gay musulmán que lleva tiempo intentando conseguir un lugar donde practicar su religión tranquilamente. Muhammad Ludovic Lütfi Zahed cuenta cómo se acercó al Islam, que había estado reprimiendo su sexualidad hasta que pasó su primera noche con un hombre. Es más, un imam homosexual le presentó a su “pareja” (o parejo, como quiera denominárselo) con el cual se “casó”. En la mezquita homosexual se reúnen los creyentes islámicos para las oraciones del viernes, y se registrarán matrimonios gay según la tradición musulmana. Muhammad Ludovic Lütfi Zahed decidió que era necesario establecer una mezquita para los gays después de realizar una peregrinación a la Meca. Zahed ha hecho historia tras casarse en abril con su pareja Qiyam al-Din, de Sudáfrica, según la sharia (la ley islámica). Se conocieron cuando les presentó el imam, también homosexual, que posteriormente celebró la ceremonia matrimonial.
El sudafricano Muhsin Hendricks, de 43 años, es imam islámico y homosexual. Su mensaje: “Se puede ser musulmán y homosexual”. No todos están de acuerdo con esto y por ello Hendricks ya no es oficialmente un imam. Para Muhsin Hendricks es una tarea dura. Él procede de una familia ortodoxa de Sudáfrica. Su abuelo fue imam en una importante mezquita de Ciudad del Cabo. Muhsin se dio cuenta rápidamente de que era distinto. En su niñez jugaba con muñecas en lugar de automóviles. Se le consideraba afeminado y por eso se le molestaba. Más tarde se dio cuenta de que existía algo como homosexualidad. De su estudio al Islam, Muhsin Hendricks llegó a una notable conclusión: en ninguna parte del Corán la homosexualidad está prohibida. Dice Hendriks; en el Corán se encuentran textos en los que Allah incluso reconoce la existencia de los homosexuales, (sura 24:31) “Y di a las creyentes que bajen la vista con recato, que sean castas y no muestren más adorno que los que están a la vista, que cubran su escote con el velo y no exhiban sus adornos sino a sus esposos, a sus padres, a sus suegros, a sus propios hijos, a sus hijastros, a sus hermanos, a sus sobrinos carnales, a sus mujeres, a sus esclavas, a sus criados varones fríos, a los niños que no saben aún de las partes femeninas. Que no batan ellas con sus pies de modo que se descubran sus adornos ocultos. ¡Volveos todos a Alá, creyentes! Quizás, así, prosperéis”. Opina Hendriks: Allí consta que las mujeres deben cuidarse de los hombres, pero no de aquellos que no se sienten atraídos por ellas. Estos deberían ser homosexuales. Hendriks se casó con una mujer y tuvo tres hijos. Su mujer sabía que su marido era homosexual pero decidió intentarlo. El imam Hendricks llegó a ser un respetado imam en las mezquitas de Ciudad del Cabo por sus conocimientos. Después de seis años de matrimonio llega el divorcio, el momento oficial en el que Hendricks “sale del armario”.
Un Imam de una mezquita en Washington la capital del imperio americano, se llama Abdullah con sesenta años de edad, presume de salir del armario y declararse como homosexual. El Imam musulmán Abdullah asegura que el Islam y su libro sagrado el Corán no condenan a los homosexuales, al contrario en el Corán se encuentran textos en los que “Allah” incluso anima a los homosexuales en (Sura 24:29,30,32) “No hacéis mal si entráis en casa deshabitada que contenga algo que os pertenece. Alá sabe lo que manifestáis y lo que ocultáis. Di a los creyentes que bajen la vista con recato y que sean castos. Es más correcto. Alá está bien informado de lo que hacen. Casad a aquéllos de vosotros que no estén casados y a vuestros esclavos y esclavas honestos. Si son pobres, Alá les enriquecerá con Su favor. Alá es inmenso, omnisciente”. Abdullah afirma orgulloso que desde muy joven ha tenido muchas relaciones sexuales con hombres, y desfruta de practicar el sexo con ellos haciendo el papel de hombre en la cama. Abdullah, se casó oficialmente y por amor con cuatro hombres diferentes. Además, según el imam, hizo el amor sólo una vez con una mujer en su vida y no sintió nada. Para él eso es una pérdida de tiempo y nunca lo repetirá. Por ello, el imam apoya el matrimonio gay, entre los homosexuales.
Más información:
Raad Salam Naaman, Todo sobre el Islam, Editorial Monte Riego (León) 2013

Leave Comment