image description

El Kurdistán y los kurdos, entre el hecho histórico y la actualidad

Estoy de vistita al Kurdistán iraquí, a la ciudad histórica de Erbil y escribo este artículo desde allí.

Erbil es la capital de la Región Autónoma Kurda o el Kurdistán iraquí y sede del gobierno regional kurdo. Se considera como una de las ciudades más antiguas que han estado habitadas permanentemente. El asentamiento humano en Erbil se remonta al siglo XXIII a. C. El nombre Erbil es mencionado en las escrituras sagradas sumerias, que datan del siglo XX a. C. como Arbilum, Orbelum o Urbilum. Posteriormente, los acadios, basándose en la etimología popular, interpretaron que el nombre Erbil significaba cuatro dioses (arba´ū ilū). Durante la antigüedad clásica, la ciudad era conocida por su nombre en arameo: Arbela. El nombre kurdo de la ciudad es Hawler, que significa adorar al sol. Erbil ha estado bajo el dominio de distintos pueblos a lo largo de toda su historia, incluyendo a asirios, persas, sasánidas, árabes y otomanos.

En Erbil se estableció una de las primeras comunidades cristianas. Alrededor del año 100 la ciudad ya tenía un obispo. Los primeros obispos tienen nombres de origen judío, lo que entiende que los primeros cristianos en Erbil fueron conversos del judaísmo. Hoy día, en Erbil, hay una pequeña población, alrededor de 15000, de cristianos asirios caldeos viven principalmente en barrios como ‘Ankawa.

Kurdistán es una región situada al norte del Oriente Medio su territorio se encuentra actualmente repartido entre cuatro Estados: Turquía, Irak, Irán y Siria. Según la Enciclopedia Británica, el Kurdistán abarca 190.000 km². de Turquía, 125.000 km² de Irán, 65.000 km² de Irak y 12.000 km² de Siria, con un área total de casi 392.000 km²; en dicho territorio se encuentran la mayoría de las reservas petrolíferas de Irak e Irán y la totalidad del petróleo sirio. El pueblo kurdo son entre 55 y 60 millones de personas, aproximadamente un 45% de los cuales vive en Turquía, un 25% en Irán, otro 25% en Irak y un 5% en Siria. Hay también una importante diáspora kurda en Europa sobre todo en países como Alemania, el Reino Unido y Suecia.

Los kurdos son un pueblo de origen indoeuropeo que se asentaron en el sur de Anatolia en torno al siglo X a. C. Durante la Edad Media los kurdos tuvieron una relativa libertad bajo el dominio islámico. Sin embargo, con el auge del Imperio otomano, el país fue fragmentado en dos Estados: el otomano y el persa. En la parte otomana, los kurdos mantuvieron una autonomía hasta el siglo XIX. Entre los años 1806 y 1880, los kurdos se levantaron contra los otomanos, en diversas rebeliones de carácter independentista provocó fuerte tensiones con las autoridades otomanas. Tras el fin de la Primera Guerra Mundial, con el Imperio Otomano en proceso de desintegración, el Tratado de Sèvres reconocía el derecho y preveía la creación de un Estado kurdo. Durante el siglo XX, hubo una constante agitación independentista por parte de los kurdos. Por ejemplo, en 1961 Mustafá Barzani, miembro histórico del (Partido Democrático Kurdo, PDK) inicia una guerra de guerrillas en Irak hasta ser derrotado en 1975. En 1979 se producirá una nueva rebelión en Irán contra el régimen teocrático instaurado tras la Revolución. La respuesta iraní fue la declaración de la Guerra Santa contra los kurdos. En 1984 el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) iniciará un nuevo levantamiento guerrillero con acciones en Turquía.

En estos momentos comienzan a hacerse patentes las fuertes divisiones entre las distintas fuerzas políticas kurdas que se materializan en la guerra civil en el Kurdistán iraquí desde 1994 hasta 1997, en el que se enfrentaron las milicias del PDK y la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK), escisión izquierdista del PDK en los años 70. Al mismo tiempo, el Ejército turco amplía su represión contra los kurdos destruyendo más de 3.000 aldeas de población kurda. El inicio de la Guerra de Irak en 2003 provocó que la mayor parte de los grupos políticos kurdos apoyasen a los Estados Unidos con el objetivo de conseguir una mayor autonomía tras el derrocamiento de Sadam Husein, lo que dio lugar posteriormente a la creación de la entidad federal autónoma del Kurdistán iraquí. Unos años más tarde, durante la Guerra Civil Siria, se produjo la revuelta armada kurda de 2012, en el territorio kurdo dentro de Siria.

El kurdo es la lengua propia del Kurdistán. Sólo tiene estatus oficial, junto al árabe, en la Región Autónoma Kurda de Irak. La mayoría de los kurdos profesan el Islam sunní, aún que hay una menoría 5% de los kurdos, son musulmanes shi’í, conocidos con el nombre de Feiles. Además, existen diferentes minorías cristianas. También hay pocos kurdos yazidies, es una antiquísima religión minoritaria que es una mezcla sincrética de las creencias zoroastrianas, judías, maniqueas, nestorianas e islámicas.

El Kurdistán iraquí está dividido en tres provincias, Erbil, Suleimaniya y Dohuk sin incluir otras provincias iraquíes que pueden convertirse en parte del Kurdistán.

A lo largo de la historia kurda, el personaje kurdo más conocido es Saladino o Salah Al Din Yusof Al Ayyubi (1138-1193) gobernador de Tikrit, Sultán de Egipto en el año 1171, se hizo con el poder en Siria en 1174, al norte hasta Armenia, al oeste Mosul y el Kurdistán (1186), y con gran parte de los Estados Cruzados (1187). El Sultán kurdo, Saladino, es uno de los héroes más grandes del Islam.

El 23 de septiembre 2013, he vivido en Erbil la capital del Kurdistán iraquí y con el pueblo kurdo las elecciones para elegir sus representantes en el parlamento, la Asamblea Nacional de Kurdistán. Las elecciones para el Parlamento en Kurdistán se celebran cada cuatro años, las últimas se celebraron en el año 2009.

La Comisión Suprema Independiente Electoral de Irak anunció que 2,8 millones de kurdos están autorizados a votar en un total de 300 colegios electorales que se han dispuesto en las tres provincias de esa zona del norte de Irak: Erbil, Suleimaniya y Dohuk. Un total de 1129 personas, pertenecientes a 37 formaciones políticas, se han presentando como candidatos a los 111 escaños del Parlamento, once de cuyos asientos están destinados a las minorías religiosas e étnicas. Todo apunta a que reforzarán la posición del Partido Democrático del Kurdistán (PDK) del presidente regional Masud Barzani, que gobierna junto con la Unión Democrática del Kurdistán del presidente iraquí Jalal Talabani (UDK). El PDK obtendrá probablemente la mayoría de los escaños y el UDK podría perder votos en beneficio de la lista opositora Goran (Cambio, en kurdo), es la tercera fuerza, liderada por Nishiruan Mustafa. Asimismo, los partidos islamistas, como la Unión Islámica, intentarán mejorar sus resultados.

El “sistema de cuotas” para la protección de las minorías étnicas y religiosas, reserva al menos 6 escaños a los cristianos (5 para los caldeos, asirios y sirios y otro para los armenios) y otros 5 a los turcomanos. Quince cristianos asirios rivalizan por cinco asientos, mientras que cuatro armenios lo harán por un escaño. Veinticinco aspirantes turcomanos compiten por cinco escaños.

La verdad, no es fácil la vida para el pueblo iraquí en general, pero los cristianos en particular lo están pasando muy mal. Desde la caída de Sadam Husein, en el año 2003, los cristianos del país han sufrido un éxodo continuo debido a las difíciles condiciones que enfrentan, entre ellas y de forma especial la violencia.

Después de muchas persecuciones y amenazas de muerte a manos de los grupos radicales musulmanes, miles de familias cristianas se escaparon de las ciudades; Basora Bagdad y Mosul al Norte a la localidad de `Ankawa, un pueblo corresponde a la ciudad de Arbil, la capital del Kurdistán Iraquí, Kurdistán es la única región donde los cristianos de momento son tolerados, aceptados y pueden plantear algunos derechos.

No quedan muchos cristianos en Irak, los pocos que quedan están pidiendo auxilio porque no saben que futuro les espera. Egoístamente no quiero que mis hermanos cristianos de Irak, salgan del país, porque no quiero perder mis raíces, nuestra historia que tiene más de 2000 años.

El 22 de septiembre 2013, la mayoría de los líderes y partidos políticos iraquíes firmaron, un pacto o un tratado de honor y paz social para tratar de detener el derramamiento de sangre y la violencia sectaria que afecta al país. La firma tuvo lugar en una nueva jornada violenta en Irak. El primer ministro iraquí, Nuri Al Maliki; el vicepresidente Jodeir Al Jasai y el presidente del Parlamento, Osama Al Nuyeifi, son algunos de los dirigentes involucrados en la iniciativa política contra la violencia y con la aceptación y la bendición de nuestro Cardinal el Patriarca de la iglesia caldea Luís Sako. El documento estipula resolver las diferencias en la escena política de forma consensuada, limitar el uso de las armas y afrontar el fenómeno del terrorismo y de las milicias armadas. También prevé adoptar la Constitución como referente fundamental y la formación de un comité supremo presidido por Al Jasai para elaborar un programa de paz social en Irak. Que Dios es Grande.

Raad Salam Naaman
Cristiano católico caldeo de origen iraquí-

Leave Comment