image description
El paraíso en el Islam o la Yanna (en árabe جنّة), que significa simplemente jardín, y, según la teología islámica, las almas residirán allí desde la resurrección que ocurrirá tras el día de la resurrección (Yaum Al Qiama). Los musulmanes creen que el tratamiento que cada uno recibirá estará de acuerdo a sus hechos en la vida terrenal, por lo que la Yanna equivale al concepto cristiano del Paraíso. Según la creencia musulmana, todo lo que uno puede desear se encontrará allí.
El paraíso en el Islam está descrito en el Corán y la Sunna (Hadiz), consta de siete niveles, y el más alto y el mejor es el séptimo que se llama Firdaws donde según el Islam viven los profetas, los mártires (Yihadistas), la gente más veraz y piadosa. Todos serán recibidos por los ángeles con saludos de paz y amor. Está rodeado por ocho puertas principales y cada nivel que está dividido a su vez en otros cien.
 
Los textos islámicos describen una vida inmortal para sus habitantes, feliz, sin daño, dolor, miedo o vergüenza, donde se satisface todos sus deseos. Su vida estará llena de venturas incluyendo trajes lujosos, joyas y perfumes, participando en banquetes exquisitos servidos en vajillas sin precio por jóvenes inmortales y descansando en divanes adornados con oro y piedras preciosas. Los alimentos mencionados incluyen carnes y vinos. Los residentes en la Yanna se regocijarán con la compañía de sus padres, esposos, e hijos (siempre que hayan sido admitidos al paraíso), conversando y recordando el pasado.
Las viviendas serán agradables, con amplios jardines, valles sombreados y fuentes perfumadas, habrá ríos de agua, leche, miel y vinos, frutas deliciosas de todas las estaciones sin espinas y pabellones llenos de Huríes.
Los palacios serán de oro, plata y perlas, entre otros materiales, y también habrá caballos y camellos de “blancura deslumbrante”, junto con otras criaturas.
Según el Islam todos los seres humanos nacen sin pecado, así que los niños que murieron antes de la pubertad, momento en que son plena y legalmente responsables, entrarán en el Paraíso independientemente de la fe de sus padres y el entorno en el que hayan nacido, según la fórmula que dice Venimos de Allah y a Él regresaremos.
El paraíso en el Islam o la Yanna, según el Corán (Sura 56:17-22) “Circularán entre ellos jóvenes criados de eterna juventudcon cálices, jarros y una copa de agua viva, que no les dará dolor de cabeza ni embriagará, con fruta que ellos escogerán, con la carne de ave que les apetezca. Habrá huríes de grandes ojos”.
¿Cómo explican los sabios e interpretes musulmanes este versículo? Vamos a verlo:
-Tefsir Al- Ẏalalein: “las Huríes son mujeres bellas, tienen ojos grandes y brillantes”.
-Al- Qorţuby en su Tefsir (explicación) a este versículo dice “Los musulmanes tendrán el placer de acostarse o hacer el amor con las Huríes en el paraíso”.
-Ibn Kaŧir en su Tefsir (explicación), a este versículo dice “Cada musulmán en el paraíso tendrá una tienda de campaña “Aljaima” con cuatro puertas, entran todos los días por estas puertas mujeres bellas, “Huríes” como regalos, para el creyente musulmán, en el paraíso. Dijo Muhammad: en el paraíso hay una tienda de campaña “Aljaima” de diamantes grande mede unos 60 Millas, vive en ella los creyentes musulmanes y en cada rincón hay una Huríes. El peor creyente musulmán en el paraíso tiene 80000 esclavos y 72 Huríes. En el paraíso habrá 70 camas sobre cada cama, un colchón y sobre cada colchón una Huríes. El creyente musulmán en el paraíso tendrá la fuerza de 100 hombres y tendrá cada día 100 vírgenes”.
-En Sunan Ibn Maŷa, leemos: “Dijo Muhammad: en el paraíso, cada hombre musulmán creyente, tendrá 72 Huríes”.
-Al Mutaqy Al- Hendy en su libro “Kanz Al `Umal” dice “en el paraíso, el hombre musulmán creyente tendrá 4000 vírgenes, 8000 viuda y 100 Huríes, en total 12100 mujeres”.
Pero en el paraíso no solo hay Huríes y vírgenes para el placer de los hombres creyentes musulmanes, sino también hay criados jóvenes, como muestra el Corán (Sura 76:19) “Y circularán entre ellos criados jóvenes de eterna juventud. Viéndoles, se les creería perlas desparramadas”.
Algunos sabios e intérpretes musulmanes explican este versículo diciendo:
-Muhammad Ẏalal Kuṡk, en su libro “Jawaţer Muslim fi Al- Mas`ala Al- Ẏensiya” dice “Los muchachos en el paraíso están al servicio de los hombres creyentes musulmanes, para el placer sexual, y sus funciones es igual que las Huríes o las mujeres vírgenes en el paraíso”.
-Ibrahim Mahmud en su libro “Ẏugrafiya Al Meleḑat o Al Ẏins fi Al Ẏana”, hace un comentario sobre lo que dijo Muhammad Ẏalal Kuṡk, en su libro “Jawaţer Muslim fi Al- Mas`ala Al- Ẏensiya” dice “Que el Shej Muhammad Ẏalal Kuṡk, es un sabio musulmán muy conocido, profesor en la universidad de Al Azhar y sabe lo que dice y interpreta los versículos del Corán muy bien, sobre todo, el placer sexual en el paraíso. Es verdad y razonable, todo lo que dice sobre los muchachos que viven para siempre en el paraíso y están para dar el placer de todo tipo a los hombres creyentes musulmanes allí, en el paraíso. Porque los hombres creyentes musulmanes han aguantado mucho tiempo en la tierra sin placer de este tipo. Tienen todo el derecho de desfrutar de todos los placeres que había en la tierra, entre ellos acostarse o tener relaciones sexuales con muchachos”.
-Ibn Qaim Al Ẏosia en su libro “Hady Al Arwaḥ Ila Bilad Al Afraḥ”, dice “Quien pierde o no desfruta de algún placer en la vida sobre la tierra, entre los hombres creyentes musulmanes, le va a encontrar en el paraíso, sea cual sea esta placer, como por ejemplo el desfrutar de las placeres de las relaciones sexuales con los muchachos”.
Además de todo ello, hay más placeres en el paraíso, el Corán habla de arroyos de vino (Sura 47:15) “Imagen del Jardín prometido a quienes temen a Alá: habrá en él arroyos de agua incorruptible, arroyos de leche de gusto inalterable, arroyos de vino, delicia de los bebedores, arroyos de depurada miel. Tendrán en él toda clase de frutas y perdón de su Señor. ¿Serán como quienes están en el Fuego por toda la eternidad, a los que se da de beber un agua muy caliente que les roe las entrañas?”.
Pero en que quedamos ¡No esta el vino prohibido en el Islam porque es una obra de Satanás! (Sura 5:90) “¡Creyentes! El vino, el maysir, las piedras erectas y las flechas no son sino abominación y obra del Demonio. ¡Evitadlo, pues! Quizás, así, prosperéis”.
Con todo eso, pregunto y que Dios me perdona ¿Este es un paraíso o una casa de libertinaje; una Sodoma y Gomorra?
Ahora bien, todo el mundo se pregunta: ¿Por qué los terroristas islamistas están siempre dispuestos a hacer lo que sea hasta suicidarse por sus convicciones?
Bien, analicemos el Islam, y de pronto alguien; tanto los libros sagrados del Islam; el Corán y la Sunna, como sus imames, shejes, eruditos o clérigos prestigiosos jurisconsultos islámicos, te cuentan, te animan, te empujan y te dicen, de la manera más convincente cinco veces al día y día a día, a practicar el Yihad (la guerra santa), el sexto pilar y el más sagrado del Islam, a defender tus convicciones, prometido, que cuando te mueras irás al séptimo paraíso o la Yanna (Firdaws) y tendrás todo lo que soñaste tener en la tierra. Como el caso de los hermanos de origen Chcheno Dzhokhar de 19 años y Tamerlan Tsarnaev de 26 años, los principales autores del macabro atentado del maratón de Boston EE.UU. el pasado lunes 15 de Abril 2013, que dejó tres muertos y 170 heridos, que podía terminar muchísimo peor. Claro estos dos jóvenes musulmanes querían hacer el Yihad, buscando el paraíso prometido, allí les están esperando las Huríes, el sexo, la juerga, el botellón… SODOMA Y GOMORRA
Más información:
Raad Salam Naaman, Todo sobre el Islam, Monte Riego (León) 2013.
Raad Salam Naaman, Desvelando el Islam, Monte Riego (León) 2012

Leave Comment