image description

La letra ن N es el símbolo del nuevo genocidio cristiano en Irak del siglo XXI

Irak es la antigua región de Mesopotamia, es la cuna de la civilización, gracias al Islam y a los musulmanes, además hoy día es la cuna del terrorismo islámico. Los cristianos de Irak somos parte fundamental de la población iraquí y una comunidad histórica que se encuentra en la actualidad, en trance de desaparición.

En Irak, desde siempre, los cristianos hemos vivido, la persecución y la desigualdad religiosa entre musulmanes y cristianos, a favor de los musulmanes, no solo en estos últimos años. Desde muy joven, tanto en el colegio como en la calle, tanto mis profesores como mis colegas y vecinos, nos tachaban de nasrani, nazarenos ﻧﺼﺮاﻧﻲ ن sucios e infieles, término despreciativo con la que se designa a los cristianos en el Corán desde el comienzo del Islam en el siglo VII.

Para hablar de los cristianos en Irak, hay de hablar de los antiguos civilizaciones e imperios en Mesopotamia. Allí donde surgió sumeria; la civilización más antigua del mundo 4000 a. C. Luego los Akadios 2500 a. C. El imperio de los asirios en Ninive, el actual Mosul 1500 a. C. Los Caldeos o babilonios, en Babilonia 625 a. C.

Los cristianos de Irak somos frutos de las predicaciones de Santo Tomas él apóstol de Jesús, que pasó por Mesopotamia en el siglo I de C. para luego proseguir con su misión evangelizadora llegando hasta India, donde murió como mártir, dejando allí dos de sus discípulos Adai y Mari, para predicar el cristianismo en toda Mesopotamia. Por lo tanto, los cristianos de Irak, somos los originales del país, somos descendientes de los antiguos imperios mesopotámicos; los asirios y los caldeos.

Los cristianos somos antes de los musulmanes en Irak. Los musulmanes llegaron mucho más tarde, son invasores. La presencia árabe (islámica) en Mesopotamia empezó en el año 638. Cuando el califa `Omar el segundo de los califas ortodoxos, conquistó Irak en el año 637, Siria 638, Palestina 640, Egipto en el año 641, Persia el actual Irán en el año 642 y se extendió el Islam en toda Mesopotamia y el Norte de África, obligando la gente a convertir al Islam, bajo la espada.

Desde el nacimiento del Califato Islámico en julio de este año 2014, ha dado al mundo una muestra de la barbaridad del Islam. La persecución y el genocidio de los cristianos en Irak se aumentaron muchísimo. El Califato islámico es el fruto o la cosecha de las ultimas revueltas y protestas en el “mundo árabe”, comenzadas en Enero 2011, es la cara verdadera del Islam.

En agosto de este año, el Califato islámico conquistó la ciudad de Mosul y los pueblos cristianos de alrededor, Teleaquef; mi pueblo de origen, Qaraqosh, Bartele, Keremles, Alqosh…etc. cortando el cuello a los hombres, explotando sexualmente a las mujeres, esclavizando niños y vendiéndolos en los países del Golfo. Los combatientes Islámicos marcaban la letra ن N, nasrani-nazareno, en las fachadas de las casas y lugares de culto de los cristianos, además de una advertencia en negro dice “Propiedad del Estado Islámico”.

Los sobrevivientes tuvieron que abandonar sus casas, sus benes y escapar con el puesto sin nada, después de tener todo, a la zona Kurda, alojando en las iglesias y tiendas de campaña pasando frio, hambre y sed. Actualmente, en Irak los cristianos están viviendo en un gran peligro, quien quiera salvar su vida y seguir viviendo en Irak, tiene que pagar un tributo mensual para los musulmanas; por eso la mayoría de los cristianos están escapando, buscando una nueva vida en el Occidente. No quedan muchos cristianos en Irak, 200.000 cristianos, antes eran casi 2.000.000, que están pidiendo auxilio porque no saben qué futuro les espera. Gracias al magnífico trabajo de los sacerdotes y los Obispos allí, los cristianos están manteniendo la Fe y la unión.

En estos días tan entrañables, que los cristianos en el Occidente estamos celebrando el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo y el año Nuevo, pues los cristianos en Irak no pueden celebrar estas navidades libremente ni una misa tranquilamente. Es habitual, en estas fechas, los musulmanes en Irak, cometen algún atentado en una iglesia o un bario cristiano.

En el mundo Occidental, tradicionalmente cristiano, donde los emigrantes musulmanes viven en minoría, gozan de todos los derechos tanto sociales como religiosos. Tienen toda la libertad de celebrar sus pascuas como Ramadán, construir escuelas coránicas, mezquitas y rezar en ellas las cinco veces al día, incluso tienen partidos políticos y representantes en los ayuntamientos. Del mismo modo, los musulmanes en Irak deben de respetar las menorías cristianas, que viven con ellos, que nosotros, no somos emigrantes, somos los originales del país. Pero, el Islam y los musulmanes no entienden el significado de la libertad religiosa ni de fronteras políticas, va contra su religión.

En Irak los chiíes y los sunies, están enfrentados entre sí y no están de acuerdo en muchas cosas, pero los dos tienen en común el odio y la persecución a los cristianos, con el objetivo de vaciar Irak de sus ciudadanos originales, los cristianos.

Egoístamente yo no quiero que mis hermanos cristianos de Irak, salgan del país, porque no quiero perder mis raíces, mi cultura, mi lengua materna el arameo, mis costumbres y nuestra historia que tiene más de 2000 años.

Como cristianos, todos debemos apoyar y ayudar a conservar la historia, cultura y la entidad del pueblo de Cristo en Irak. Es muy necesario rezar, pero también hay que actuar, pedir a las potencias mundiales, a proteger nuestros hermanos cristianos en Irak, inocentes cuya única culpa es profesar otra religión que no es el Islam y haber nacido en un país dirigido por radicales islámicos.

Mi pueblo cristiano en Irak nos necesita.

Raad Salam Naaman
Cristiano católico caldeo de origen iraquí, nazareno ن, con mucha honra

Leave Comment