image description

La pasión y la muerte de Jesucristo en el islam y sus doctrinas

El Sábado Santo día 30 de Marzo 2013, he estado invitado por unos amigos a comer en Chinchón un pueblo precioso cerca de Madrid y para conocer de cerca la representación viviente de la Pasión y Muerte de Cristo, el vía crucis viviente más antiguo de la región, declarado de Interés Turístico Nacional, y que este año 2013 cumple 50 años. Yo la verdad no sabía ni conocía esta fiesta, mis amigos querían sorprenderme y han conseguido, mira que he visitado muchas veces Chinchón y me gusta mucho. Había más de 25.000 personas, la plaza estaba llenísima. La verdad, es espectacular y único, merece la pena verlo, porque en un día el municipio de Chinchón se convierte en Jerusalén al transmitir todo el sentimiento que envuelve los últimos momentos de Jesucristo antes de su muerte. Después de ver este magnifico espectáculo, fuimos con mis amigos a desfrutar con la buena gastronomía de Chinchón. Durante la cena, mis amigos me preguntaron, sobre la pasión y la muerte de Jesucristo en el Islam y sus doctrinas. Resumiendo, me gustaría compartirlo con todos ustedes…
El Islam y su libro sagrado el Corán contradicen en un asunto muy importante para nosotros “los cristianos- la pasión de Cristo”, la muerte, el asesinato y el sacrificio de Jesús. Los musulmanes o el Corán, niegan la muerte de Jesús y dicen en (Sura 4:157158) “y por haber dicho; hemos dado muerte al Ungido Jesús, hijo de María, el enviado de Dios, siendo así que no le mataron ni le crucificaron, sino que les pareció así. Los que discrepan acerca de él, dudan. No tienen conocimiento de él, no siguen más que conjeturas. Pero, ciertamente, no le mataron. Sino que Dios lo elevó”.
Pero por otro lado, dice en (Sura 3:55) “Cuando Dios dijo: Jesús te voy a darte por muerto y elevarte a Mí, voy a liberarte de los que no creen y poner, hasta el día de la Resurrección, a los que te siguen por encima de los que no creen. Luego, volveréis a Mí y decidiré entre vosotros sobre aquello en que discrepabais”.
Y en(Sura 19:33) “Que la Paz sea sobre mí el día en el que nací, el día en el que moriré, el día en que resucitaré!”, (Sura 4:159) “Entre la gente de la Escritura no hay nadie que no crea en Él antes de su muerte. Él día de la Resurrección servirá de testigo contra ellos”.
A continuación unos comentarios de dos teólogos y sabios musulmanes, que explican esta confusión sobre la muerte de Jesús:
El Imam Al- Razi en su Tafsir dice: “dijo Wahab: que Jesús murió tres horas. Ibn Isaac dijo: Jesús murió siete horas. Si decimos que Dios da la aparición o la misma imagen de una persona a otra, este nos abre la puerta a una confusión grave. Porque si decimos que hemos visto Zaid puede que sea `Ubied, y si alguien se casa con Fátima puede que sea Jadiŷa. Esto nos lleva a que no podemos fiar en los casamientos ni en el divorcio, ni de comprar ni de vender, ni en ningún hombre o mujer”.
La mayoría de los teólogos musulmanes afirman el regreso de Jesús, basándose no sólo el los textos del Corán sino también el las colecciones de Ңadiŧ (la Sunna), los textos de la tradición concretamente en un dicho atribuido a Muђammed, recogido en Şaђiђ Al- Bujari, dice: “Así Jesús volverá a poner las cosas en orden para preparar todo para el juicio final”. Tanto el Corán como las tradiciones musulmanas conceden en el privilegio especial de Jesús en el momento del juicio final.
En el Corán (Sura 43:61) “Será un medio de conocer la Hora. No dudéis, pues de ella y seguidme. Esto es una vida recta”. `AbdulRaђman bin Naşir Al- Sa`dy, en su libro, “Tafsir Kalam Al- Manan”, explica este texto y dice: “Isa o Jesús es el único el que puede saber la hora del juicio final, y resucitar los muertos. Jesús bajará para gobernar en los últimos días y Su aparición, uno de los señales más claras de la llegada de la horra del juicio final”.
El primer capitulo o Sura del Corán, que se llama Al- Fatiђa, literalmente traducido “La que abre” se forma con estas palabras (Sura 1:1-4) “En el nombre de Dios, el Compasivo, El misericordioso. Alabado sea Dios Señor del Universo, el Compasivo, el Misericordioso. Dueño del día del Juicio”.
Según estas palabras, y lo que hemos visto anteriormente sobre Jesús, el juicio final no puede tener dos dueños, Jesús y Dios o los dos son uno.
A Jesús se le llama `Isa, cuando su nombre correcto en árabe sería Yesuwa`. La verdadera razón para no llamar a Jesús por su nombre árabe es ideológica. Jesús significa “Yahveh salva” (Dios salva). Los autores del Corán, siguiendo una tradición judía, deciden llamar a Jesús `Isa para despojarle de su carácter salvador. No se trata, pues, de ningún error sino de otra manera más de negar la fe cristiana.
Más información:

Raad Salam Naaman, Desvelando el Islam, Editorial Monte Riego (León) 2012

Leave Comment