image description

Las dogmas del Monseñor Luis Argüello y los maricomplejines

Cuando los musulmanes, en sus países de mayoría insultan a las minorías cristianas que viven con ellos, queman y destruyen sus casas, negocios, iglesias, catedrales, monasterios, Iconos, imágenes, cruces…etc. los buenistas y maricomplejines dicen: “Son hechos puntuales”.

Cuando los musulmanes, en sus países de mayoría persiguen y asesinan a la minoría cristiana que vive con ellos, nadie se atreve de condenar ni a divulgar ni siquiera decir o comentar algo de ello. Además, sin conocimiento ni vergüenza, los buenistas y maricomplejines dicen que “Eso no representa al Islam ni los musulmanes, porque el Islam es una religión de paz”.

Cuando los musulmanes hacen Al Yihad, cometen un atentado en cualquier lugar del mundo, matando a “infieles”, los buenistas y maricomplejines dicen o excusan que “No todos los musulmanes son yihadistas, es un grupo reducido dentro del Islam, que no simboliza al Islam”. Es verdad que no todos los musulmanes son yihadistas, porque si 1600 millones de musulmanes son asesinos, apaga y vámonos, no podríamos vivir en este planeta. No es menos cierto que hoy en día, todos los terroristas son musulmanes. Hoy en día, no hay grupos terroristas que asesinen en el nombre de Yahvé, Buda, Jesús…etc. solo hay grupos musulmanes que matan en nombre de Allah Akbar.

Cuando Imames, Jeques u otros musulmanes, tanto en sus países de origen como en otros países del mundo, “disfrutan” robando, violando y agrediendo sexualmente a los menores y las mujeres, los buenistas y maricomplejines dicen o excusan que “Son hechos aislados y los pobres agresores necesitan ayuda psicológica”.

El Islam y los musulmanes, admiten y practican la pedofilia, porque su Profeta Muhammad, se casó con ‘Aisha su tercera mujer, cuando él tenía 50 años y ella tenía 6 años, los buenistas y maricomplejines dicen o excusan este hecho, que “Es su religión y su cultura, hay que respetarlas y aceptarlas”.

Cuando el Islam y los musulmanes, persiguen y lapidan a las lesbianas y a los homosexuales, quemándolos vivos o arrojándolos de los altos edificios, tanto los buenistas como los maricomplejines y el colectivo LGBT, callados como “putas”, no se atreven decir nada, hacen la vista gorda, porque son musulmanes y les tienen miedo.

Cuando las podemitas y las Femin profanan las Iglesias desnudándose, mostrando sus encantos, e insultando nuestros símbolos religiosos cristianos, tanto los buenistas como los maricomplejines y podemistas, dicen o excusan que “Es la democracia y la libertad de expresión”.

Cuando un sacerdote o un obispo comete un delito, mal hecho, tanto los buenistas como los maricomplejines, sobre todo los podemistas dicen que “Toda la Iglesia está podrida y todos los cristianos estamos atrasados”. Mientras que, en todo el mundo, miles de religiosos y religiosas están jugándose la vida, ayudando a los necesitados en países que no son cristianos, en muchos casos perdiendo la vida, y nadie habla de ello.

Cuando los cristianos, criticamos la ideología de género y el matrimonio homosexual, no la homosexualidad que es diferente, tanto los buenistas como los maricomplejines, sobre todo los podemistas nos tachan de homófonos.

Cuando manifiestó mi rechazo a las doctrinas del Islam, con fundamento, tanto los buenistas como los maricomplejines, sobre todo los podemistas me tachan de islamofobo y racista. Sin embargo, cuando, el colectivo homosexual, lesbiana, femin, podemita, comunista…etc. critica, insulta, maltrata a los cristianos, sin razón ni fondo, es democracia y es la libertad de expresión.

En el día de hoy los medios de comunicación sobre todo las televisiones “progres”, como la sexta, están criticando al secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Monseñor Luis Argüello, en su primera aparición pública, por sus serenas declaraciones, defendido el derecho de la Iglesia a poder seleccionar a sus candidatos al sacerdocio entre los varones que estén dispuestos a ser célibes y sean heterosexuales.

¿Qué hay de malo en esas afirmaciones? No entiendo el disgusto de algunos medios de comunicación.

La Iglesia católica cristiana, es un colectivo religioso muy serio, es una comunidad extensa, es una religión divina con normas y doctrinas. Miles de millones de personas en todo el mundo seguimos, creemos y practicamos está religión, intentamos aplicar sus normas y sus mandamientos, merecemos respeto, a pesar de los pesares, sobre todo de los podemitas.

Aunque no tiene el mismo número de seguidores como la Iglesia católica, el colectivo LGBT, tiene sus normas, actitudes y festividades. No todos los cristianos estamos de acuerdo ni compartimos sus normas, sus actitudes y sus festividades, como el día del orgullo gay. Sin embargo, tenemos que aguantar, respetar y mordernos la lengua por las burradas y burlas contra la Iglesia y sus seguidores. Pues, muy sencillo, de la misma manera, que respeten nuestras doctrinas y normas cristianas de la Iglesia.

Pregunto ¡Puede cierto gay feminizo, entrar en una mezquita! ¡Puede una mujer entrar en una mezquita, con una minifalda o sin cubrirse la cabeza! ¡Puede una Femin desnudarse protestando en una mezquita y salir viva!

¿Por qué respetáis las normas y las formas del Islam y no respetáis las arreglas de la Iglesia cristiana? ¡No sería por miedo del Islam y los musulmanes!

La Iglesia cristiana, no rehúsa a nadie, ni siquiera a los podemitas, los homosexuales y las lesbianas, al contrario, la Iglesia y los cristianos abrazamos y acogemos todo ser humano, sin apodo, de su orientación sexual, político, raza, color…etc.

Únicamente, se trata del seminarista, que debe de tener unas cualidades determinadas, basadas sobre las doctrinas del Evangelio. Eso lo que intentaba decir el Monseñor Luis Argüello. Tampoco, estoy de acuerdo con la contrición de Don Luis, pidiendo perdón, por sus afirmaciones. ¿Por qué? No entiendo,  usted no dijo nada malo, usted sólo decía la verdad.

¡Acaso algún miembro del colectivo LGTB o de Femin, ha pedido perdón a la Iglesia y a los cristianos por sus continuos insultos y profanaciones a nuestros templos y signos cristianos sagrados!

Como se ve, nosotros, los cristianos no tenemos el mismo derecho de la libertad de expresión, la democracia y la igualdad que los LGTB.

Ser cristiano, no es solo Rezar el Rosario, además, significa seguir el ejemplo de Jesús.

Poco antes de que lo crucificasen, Jesucristo dijo a su interrogador, el gobernador romano Poncio Pilato, en una explicación de por qué había venido a la Tierra en (Juan 18:37-38) “Para esto he nacido, y para esto o con este propósito he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo el que está de parte de la verdad escucha mi voz.

Cuando aceptamos a Jesús en nuestra vida, Dios se convierte en el dueño y Señor de todo lo que tenemos; y por lo tanto, nuestra vida cambia (Gálatas 5:22-23) “El Espíritu de Dios nos hace amar a los demás, estar siempre alegres y vivir en paz con todos. Nos hace ser pacientes y amables, y tratar bien a los demás, tener confianza en Dios, ser humildes, y saber controlar nuestros malos deseos. No hay ley que esté en contra de todo esto”.

De estos versículos se entiende que todo cristiano que verdaderamente tiene a Jesús en su corazón, debe reflejar las características de Jesús en la Tierra, sobre todo ser valiente, decir la verdad y dejar de acomplejarse.

Raad Salam Naaman
Cristiano católico caldeo a mucha honra y sin complejos

Leave Comment