image description
  1. La tercera mujer de Muђammad, se llama, `Aiša hija de Abu Bakr: Al Bujari en su Ṣaḥiḥ, Ңadiŧ (dicho) N. 5158, dice que: “`Aiša tenía seis años cuando Muђammad se casó con ella y él tenía cincuenta años”. Claro con esta edad, `Aiša era la única mujer virgen entre sus esposas cuando Muђammad se casó con ella.

`Aiša ‘AbdulRaђman (1913-1998) egipcia, conocida como (Bint Al Šaṭi`- la hija de la costa), investigadora, especialista en el Islam, doctora, profesora de estudios árabes y islámicos en varios e importantes universidades del mundo árabe y autora de varios libros, uno de ellos (Nisa` Al Naby- las mujeres del Profeta), sobre todo musulmana muy practicante, añade “Muђammad no se acostó con `Aiša hasta tres años más tarde, es decir cuando `Aiša cumplió nueve años. Pero durante estos tres años Muђammad practicaba con `Aiša un juego sexual de tocamientos, él tocaba sus partes privados y ella los suyos”. ¡Vaya “profeta”!.

Algunos sabios musulmanes, dicen o excusan este hecho, que seis o nueve años de antes era deferente de ahora, la mujer con seis o nueve años de aquella época era más adulta, más madura sabía lo que quería y lo que hacía, además en aquel tiempo era habitual o muy normal, que las mujeres con esta edad se casan.

Vamos a ver lo que dice, `Aiša ‘AbdulRaђman “Muђammad llevaba a `Aiša a jugar con las niñas de su edad, y la traía juguetes. Cuando `Aiša cumplió nueve años, estaba jugando con sus amigas, su madre se fue a buscarla, la lavó su cara, la peinó y la llevó a brazos para ponerla encima de las piernas de Muђammad”.

Otro sabio musulmán, Al-Albany dice en su libro, Ṣaḥiḥ Al Adab Al Mufred, “Dijo `Aiša: Mientras estaba jugando con mis amigas, niñas a mi edad en la casa, entró Muђammad sin avisar a la casa. Mis amigas, las niñas, se avergonzaron y querían salir corriendo, pero Muђammad las tranquilizó y las llamó para seguir jugando conmigo, él mismo se siento a jugar con nosotras”.

Este muestra que `Aiša era una niña jugaba con las niñas de su edad.

Mucha gente se sorprendería al ver el amor y el respeto que Muђammad sentía por `Aiša. Existe un Ңadiŧ, son los actos, dichos y aprobación silenciosa de Muђammad. También se puede aplicar a las acciones o dichos de cualquiera de los compañeros de Muђammad auténtico en el cuál Muђammad, el fundador de la religión musulmana, en Şaђiђ Al- Bujari, Ңadiŧ N. 3433, menciona que “Un día, las mujeres de Muђammad se reunirán para comentar la desigualdad que existía entre ellas y `Aiša. Um Salma una de las mujeres de Muђammad, se fue a decirle: Profeta, hemos estado comentando todas tus mujeres, que tu pasas más tiempo con `Aiša, que con nosotras y hay una desigualdad de trato entre `Aiša y las demás mujeres. Muђammad la contestó: déjame en paz, no tratas o intentas de separarme de mi mujer preferida `Aiša. Unos días más tarde volvió Um Salma y le dijo lo mismo y Muђammad la contestó lo mismo. Más tarde volvió de nuevo, Um Salma para protestar de lo mismo, Muђammad la dijo: ‘Aiša es mi mujer preferida entre todas mis esposas, es como el Ṯerid, es una comida árabe, consiste de carne con trozos de pan en salsa y arroz, es la mejor comida entre todas las comidas. `Aiša es la única esposa que cuando estoy con ella en la cama, recibo revelaciones de Gabriel”.

Muђammad miso dijo en el Corán (Sura 4:3) “Si teméis no ser equitativos con los huérfanos, entonces, casaos con las mujeres que os gusten: dos, tres o cuatro. Pero, si teméis no obrar con justicia, entonces con una sola o con vuestras esclavas. Así, evitaréis mejor el obrar mal”, hay que ser justo y equilibrado entre sus esposas.

La verdad, según lo que hemos visto, Muђammad no era muy justo ni mucho menos, con sus mujeres.

Maẙdy Fatḥy Al Said, en su libro, Sirat Al Bayt Al Naby Al Aṭhar (la historia de la gente honrada más cerca del Profeta), entre otros, cuenta un episodio “Dijo `Aiša: Tenía quince años cuando, Muђammad, me llevo con él a una de sus conquistas. Cuando termino la batalla y todos los hombres han vuelto, yo me fui, a perder, para hacer mis necesidades. A la vuelta me di la cuenta que he perdido mi colgante. Fui en busca del colgante, y cuando he vuelto no había nadie, me quede sola en el sito donde me han dejado. Me entró sueño y me quede dormida. Más tarde me desperté con la llegad de Ṣafuan bin Al Mu`aṭal, y me llevó con él a la ciudad. Cuando la gente me vieron con Ṣafuan bin Al Mu`aṭal, entrando a la ciudad, empezaron hacer comentarios sobre los dos acusándonos de adulterio. Cuando llegaron estos comentarios, estas críticas e acusaciones a los oídos de Muђammad, mi relación matrimonial con Muђammad se enfrió y se cambió totalmente. Muђammad empezó a tratarme muy fríamente y se dudaba de mí, solamente me saludaba y me daba los buenos días y se iba. Un mes más tarde, mientras aumentaron los comentarios y las críticas de los creyentes, vino Muђammad a preguntarme y conocer la verdad sobre mi relación con Ṣafuan bin Al Mu`aṭal. Le contesté: soy inocente”.

Más tarde y después de largas semanas, Muђammad intervino en el Corán, para declarar la inocencia de `Aiša, su esposa preferida, contra la que se había lanzado una acusación de adulterio en (Sura 24:19-20) “Quienes deseen que se extienda la torpeza entre los creyentes, tendrán un castigo doloroso en la vida de acá y en la otra. Dios sabe, mientras que vosotros no sabéis. Si no llega a ser por el favor de Dios y su Misericordia para con vosotros y porque Dios es Manso, Misericordioso”.

Cuando fue elegido el cuarto Califa, `Alí bin Abi Ţalib, primo y yerno de Muђammad y fundador de la rama ši`i del Islam. Hijo de Abu Ţalib, tío y tutor de Muђammad, y a su vez fue acogido como hijo adoptivo por Muђammad a la edad de seis años. Se convirtió además en yerno del Profeta al casarse con Fátima, hija preferida de éste y de su primera esposa, Jadiŷa. `Ali fue uno de los primeros en convertirse a la nueva fe predicada por Muђammad, y en lo sucesivo actuó como lugarteniente de éste. Basándose en esa cercanía, cuando el Profeta murió en el año 632, `Ali reclamó su derecho a suceder a Muђammad auxiliado por sus partidarios, la ši`at `Ali o facción de `Ali de la que procede el nombre de ši`ies. Basándose en esa cercanía, cuando el Profeta murió en el año 632, `Ali reclamó su derecho a sucederle auxiliado por sus partidarios, la ši`at `Ali o facción de `Ali de la que procede el nombre de ši`ies. La comunidad, sin embargo, eligió Califa a Abu Bakr, después `Omar y más tarde a `Oŧman. Tras el asesinato de éste en el año 656, `Ali fue finalmente designado Califa. Sin embargo, acusado de haber instigado el asesinato de su predecesor, encontró una fuerte oposición dirigida por la viuda de Muђammad, `Aiša y varios candidatos al Califato, el más importante eran Ţalђa y Al-Zubeir con los cuales se había aliado `Aiša, la joven viuda del Profeta.

En la “batalla del Camello” (denominada así por la montura de `Aiša) `Alí consiguió triunfar y matar Ţalђa y Al-Zubeir, sin embargo `Aiša la joven viuda del Profeta fue devuelta a Al- Medina como prisionera.

`Aiša murió a la edad de sesenta y seis años, se casó con Muђammad cuando tenía seis años y Muђammad cincuenta años. Muђammad se murió a la edad de sesenta y dos años, es decir doce años más tarde de su matrimonio con `Aiša, cuando esta tenía dieciocho años.

Claro, según las traducciones árabes y luego musulmanas de aquella época y hasta hoy día en algunos países árabes musulmanes, una viuda de dieciocho años, no puede estar sola sin marido hasta su muerte a la edad de sesenta y seis años, es una deshonra para ella y para su familia. ¿Qué ha hecho `Aiša durante todos estos años?

No hay nada escrito sobre la vida de `Aiša, después de la muerte de Muђammad.

Continua…

Más información:
Raad Salam Naaman, Desvelando el Islam, Editorial Monte Riego (León) 2012

Leave Comment