image description

Más mujeres de Muhammad…

  1. Ңafşa hija de `Omar bin Al-Jaţab
    Estaba casada con Jenis bin Ḥodafa, antes de quedarse viuda. Su marido murió en la batalla de Badr. Al quedar viuda, su padre `Omar bin Al-Jaţab la ofreció primero a Abu Bakr para casarse con ella, pero este no respondió. Luego la ofreció a ‘Otman tampoco quiso casarse con ella. Finalmente `Omar ofreció su hija Ңafşa a Muђammad para casarse con ella y Muђammad acepto.
  2. Um Ңabiba Ramla hija de Abu Sufyan
    Es prima de Muђammad, Estaba casada con ‘Abdullah bin Ẏaḥṡ Al Asady. Cuando se emigraron los dos a Abisinia en el año 615, su marido ‘Abdullah, dejó el Islam y se convirtió a cristiano hasta su muerte. Ramla se quedó viuda, cuando se enteró Muђammad, mandó a traerla de Abisinia para casarse con ella.
  3. Um Salma Hind bint Omeya bin Al Magira Al Majzumia
    Se casó con ella Muђammad tras la muerte de su primer marido en la batalla de Oђod.
  1. Zaynab hija de Ŷaђš: Era prima de Muhammad
    Hija de su tía Umayma hija de `Abdul Muţalib. Zaynab estaba casada con Zayd bin Ңariŧ el prohijado de Muђammad. Zayd, era de la gran tribu de Kalb, cuyo territorio se extendía por las llanuras entre Siria e Irak, había sido objeto de una invasión de jinetes que se habían llevado al chico Zayd y lo habían vendido como esclavo. Más tarde Jadiŷa, la primera mujer de Muhammad, antes de casarse con Muhammad lo compró, y cuando se casó con Muђammad le regaló a Zayd y fue conocido en La Meca como Zayd bin Muђammad o hijo de Muhammad. También Zayd fue la tercera persona que abrazó el Islam después de Jadiŷa y `Ali.

Zaynab y Zayd tenían problemas matrimoniales, Zayd siempre se quejaba de las actitudes de su mujer Zaynab a su padrastro Muђammad. Más tarde, Muђammad pedió a su prohijado Zayd a divorciarse de su mujer Zaynab para casarse él con ella.

`Aiša ‘AbdulRaђman en su libro, Nisa’ Al Naby, añade explicando como Muђammad se casó con Zaynab “Un día Muђammad se fue a visitar a su prohijado Zayd a su casa matrimonial con Zaynab. Entró Muђammad a casa, Zayd no estaba, estaba Zaynab sola en casa ligera de ropa, Muђammad se enamoro de ella enseguida y dijo: bendita sea Dios que cambia los corazones. Cuando volvió Zayd, su mujer Zaynab le contó lo que pasó con la visita de su padrastro Muђammad. En seguida Zayd se fue a su padrastro Muђammad para preguntarle si esta enamorado de Zaynab y quiere casarse con ella, Muђammad le contestó que si, sepárate de Zaynab para que yo podría casarme con ella.

Así fue, Zayd se separó de su mujer Zaynab y más tarde Muђammad se caso con ella”.

Más tarde, Zayd dejo el Islam, la ciudad de Al Medina y no se sabe nada de él después. Claro, las costumbres y la gente de aquel tiempo en la península Árabe, consideraban el prohijado o el hijo adoptado como un hijo real biológico y de tal forma le trataban. Por ello, la gente empezó a comentar y criticar este matrimonio, el de Muђammad con Zaynab la ex mujer del prohijado de Muђammad, Zayd.

Muhammad ejerció contra o no respetó las costumbres tradicionales de los árabes de su tiempo casándose con la mujer que acaba de repudiar su hijo adoptivo, a pesar de la reacción muy viva que esto provoca.

Para justificar su disparo Muhammad declaró que la adopción de un hijo no tiene ningún valor jurídico. Más tarde emitió un pasaje del Corán lo verifica como que Dios quiso callar la poca de los críticos y los envidiosos. Según Muђammad, Dios le mandó un versículo en el Corán (Sura 33:37) “Y cuando decías al que había sido objeto de una gracia de Dios y de una gracia tuya. Conserva a tu esposa y teme a Dios. Y ocultabas en tu alma lo que Dios iba a revelar, y tenías miedo de los hombres, siendo así que Dios tiene más derecho a que le tengas miedo. Cuando Zayd había terminado con ella, te la dimos por esposa para que no se pusiera reparo a los creyentes que se casan con las esposas de sus hijos adoptivos, cuando éstos han terminado con ellas. La orden de Dios se cumple”, aprobando su matrimonio con la ex mujer de su prohijado Zayd.

De ahí la exclusión de la adopción por todas las legislaciones musulmanes hasta el presente. En fin, el Corán anuncia que Dios y los Ángeles (rezan) sobre Muђammad, es decir que lo bendicen, invitando a los creyentes a que hagan otro tanto (Sura 33:56) “Dios y sus Ángeles bendicen al profeta. Creyentes, bendecidle vosotros también y saludadle como se debe”.

Continua…

Más informaciones:
Raad Salam Naaman, Desvelando el Islam, Editorial Monte Riego (León) 2012

Leave Comment