image description

Más y más mujeres de Muhammad…

  1. Ŷawria hija de Al- Ңariŧ bin Abu Đirar Al Muṣṭalqia
    Era hija del jefe de la tribu judía Al- Muşţalaq y mujer de uno de los hombres más ricos de la tribu. Muђammad y sus compañeros musulmanes conquistaron su tribu en la batalla de Al- Muşţalaq, los musulmanes mataron a su padre, a su marido y a sus hermanos, tomándola como prisionera. En aquella época, la costumbre de los musulmanes, después de sus batallas y conquistas, era repartir las ganancias entre los guerreros, entre estas ganancias, las esclavas o las mujeres prisioneras. En un juego de la flecha, se repartían las esclavas. Ŷawria, la tocó a Ṯabit bin Qais un compañero de Muђammad. Ŷawria, era muy guapa, y más tarde pidió hablar con Muђammad para liberar los niños prisioneros de su pueblo Al- Muşţalaq. Cuando Muђammad vio Ŷawria, se enamoró de ella enseguida, la liberó de su amo Ṯabit bin Qais y se casó Muhammad con ella, liberando cien niños de su pueblo Al- Muşţalaq, como compensa del matrimonio.
  1. Şafia hija de Ңaby bin Ajţab
    Era judía, hija del jefe de la tribu judía Banu Nadir. Estaba casada con Salam bin Abi Al- Ḥaqiq, después de la muerte de este se casó con su hermano Kinana. La conquista de los musulmanes a la cabeza Muђammad, a la tribu de Al- Nadir, en la batalla de Al Jaybar, mataron el padre de Şafia, a su marido y a sus hermanos, tomándola como prisionera. Muђammad le gustaba las mujeres guapas y Şafia era una mujer muy atractiva. En el reparto de las ganancias, Şafia la tocó Daḥya bin Al Kalby, un compañero de Muђammad. Pero, los demás compañeros se fueron corriendo a Muђammad, para decirle que él merece Şafia más que nadie, porque era una mujer muy guapa. En seguida se fue Muђammad atrás de Daḥya bin Al Kalby para liberar Şafia y casarse con ella en el mismo día del entierro de su padre, su marido y sus hermanos. Como “Profeta” o cualquier persona normal, Muђammad debía respetar el duelo de su futura mujer Şafia. Podía esperar o aguantar hasta después del entero de los familiares de Şafia, antes de acostarse con ella.

Maẙdy Fatḥy Al Said, en su libro, Sirat Al Bayt Al Naby Al Aṭhar, entre otros, dice: Un día, cuando Muђammad quería hacer la peregrinación a la Meca, llevando con él todas sus esposas. Muђammad la dijo a su esposa Ңafşa hija de `Omar bin Al-Jaţab, lleva contigo en tu camello a Şafia. Ңafşa dijo: yo no llevo conmigo una judía. Se enfadó Muђammad con ella y dejó de hablarla. Se dirigió a su otra esposa Zaynab hija de Ŷaђš y la pidió a llevar con ella en su camello a Şafia. Contestó Zaynab, de la misma manera que Ңafşa, conmigo no sube una judía. Al oír eso, Şafia se fue llorando a Muђammad. Se enfadó Muђammad mucho con Zaynab y dejó de hablarla hasta la vuelta a Al Medina. Muђammad se fue a ver Zaynab, después de casi un mes sin hablar con ella. Zaynab tenía una esclava muy guapa, Muђammad no la conocía porque Zaynab la tenía escondida, para que no la viera Muђammad. Dijo Zaynab a Muђammad, ¿Qué quieres que haga para satisfacerte, Profeta? Toma esta mi esclava, que es muy guapa, para ti. Muђammad se llevó la esclava a la cama y se acostó con ella. Así luego Muђammad perdonó Zaynab y volvió a hablar con ella.

  1. Maymuna hija de Al- Ңariŧ Al- Hilalya
    Estaba casada la primera vez con Más’ud bin ‘Amru, se divorció de él y se casó con Abu Rahm. Después de la muerte de Abu Rahm se casó con Muђammad y fue la última esposa de Muђammad.

A parte de sus esposas, el Profeta Muђammad tuvo dos concubinas.

  1. María
    Copta, cristiana, con la que tuvo un hijo llamado Ibrahim, que murió siendo niño. Cuando María estaba embarazada, la gente la acosaban de tener una relación con un hombre que la estaba ayudando. Cuando llegó la noticia a los oídos de Muђammad, mandó su primo `Alí a investigar y matar este hombre. Cuando `Alí llegó a la casa del hombre que ayudaba a María, sacó su espada y llamó el hombre, salió el hombre con mucho miedo, `Alí le vio y dijo es Maẙbub el primo de María. Cuando Muђammad oyó lo que pasó, ordenó `Alí a liberarle.
  1. Rayђana, hija de Zayd Al- Qardya
    Era judía de la tribu de Quda’a.

Muђammad Ŷawad Magniya, en su libro, Al- Ši`a Fi Al- Mizan, asegura que “Muђammad y sus compañeros, además de casarse, practicaban un matrimonio temporal o de placer (Zawaŷ Mu`aqat o Al Mut`a) concebido para un periodo de tiempo preestablecido. No está permitido por la mayoría de los expertos Sunnies, pero sí por los Ṧiíes, hasta hoy día practican este tipo de matrimonio en Irán, Irak y otros países de mayoría Ṧiíes, siendo su validez una materia que continúa debatiéndose.

Hoy día, algunos Suníes de Arabia Saudita practican este tipo de matrimonio, es un contrato que tiene aspectos de matrimonio temporal, el tiempo de su duración no es fijo, sin garantizar la herencia a los hijos concebidos durante su transcurso.

Según las tradiciones musulmanas, Muђammad, al principio de su actuación como legislador, toleraba y practicaba este forma de matrimonio, usada en la Arabia pagana, sin embargo, al cabo de unos años, fue abolido.

Muђammad llegó a tener sesenta y seis mujeres, entre esposas y relaciones sexuales de placer

Muђammad Al- Ṣaliђy Al- Damaṡqi en su libro “Azwaẙ Al Nabi”, de su parte, cuenta cincuenta y cinco nombres, las mujeres o esposas de Muђammad, que son:

  1. Jadiŷa bint Juwailid bin Asad bin ‘Abdul’Uza bin Qoṣay
  2. Sauda hija de Zum`a
  3. `Aiša hija de Abu Bakr
  4. Ңafşa hija de `Omar bin Al-Jaţab
  5. Um Ңabiba Ramla hija de Abu Sufyan
  6. Um Salma Hind bint Omeya bin Al Magira Al Majzumia
  7. Zaynab hija de Ŷaђš
  8. Ŷawria hija de Al- Ңariŧ bin Abu Đirar Al Muṣṭalqia
  9. Şafia hija de Ңaby bin Ajţab
  10. Maymuna hija de Al- Ңariŧ Al- Hilalya
  11. Maria la Copta
  12. Rayђana, hija de Zayd Al- Qardya
  13. Zaynab hija de Jazima Al- Hilaly
  14. Ṣafia hija de Yaђya
  15. Hind hija de Zayd
  16. Hiba hija de Qais
  17. Asma’ hija de Saba’
  18. Fátima hija de Sarђ
  19. Raiђana hija de Zayd
  20. Asma’ hija de Al- Na’man, Fátima hija de Al- Ḓaђak
  21. Um Ṧarik Al Anṣaria
  22. Jawla hija de Ḥakim
  23. ‘Amra hija de Yazid Al- Kalbiya
  24. Asma’ hija de Al- Ṣalt
  25. Asma’ hija de Ka’b
  26. Amima hija de Ṧarђabil
  27. Um Ḥaram
  28. Salma hija de Naẙda
  29. Saba’ hija de Sufyan
  30. Sana hija de Al- Ṣalt
  31. Al- Ṧat hija de Rifa’a
  32. Ṧaraf hija de Jalifa
  33. Ṧanba’ hija de ‘Amru
  34. Al- ‘Aliya hija de Ḓibyan
  35. ‘Amra hija de Mu’awia
  36. ‘Amra hija de Yazid Al- Gafariya
  37. Gaziya
  38. Fatila hija de Qais Al Kindy
  39. Layla hija de Al Jaṱim
  40. Layla hija de Ḥakim
  41. Malika hija de Ka’b
  42. Ẏamra hija de Al- Ḥariŧ
  43. Ẏamra hija de abi Al- Ḥariŧa Al Mizniya
  44. Ḥabiba hija de Sahl
  45. Sauda Al- Qarṡiya
  46. Ṣafia hija de Baṡama
  47. Ďabaga hija de ‘Amir
  48. Na’ama
  49. Un Ṧarik hija de Ẏelbr
  50. Un Ṧarik Al Qoraiṡiya
  51. Um Hany hija de Abu Ţalib
  52. Umama hija de Ḥamza
  53. ‘Aza hija de Abu Sufyan, además de dos mujeres no se conoce sus nombres.

Todas las traducciones musulmanas coinciden, en que la situación de las mujeres en Arabia antes del comienzo del Islam era lamentable donde las mujeres tenían pocos derechos, los hombres podían casarse con cuantas mujeres quisieran y repudiarlas a voluntad sin compensación alguna. Las mujeres repudiadas, totalmente dependientes del marido para sobrevivir, acababan con frecuencia en la miseria y a menudo se convertían en prostitutas o esclavas. Muђammad el Profeta del Islam le perturbaban y estaba menos satisfecho aún con las practicas sociales y religiosas en su entorno; el politeísmo, la inmoralidad, la borrachera, el jugar por dinero, la injusta situación de la mujer en aquel tiempo, sobre todo el enterrar vivas como indeseables a las recién nacidas, algo que no solo se practicaba en su ciudad natal La Meca, sino en toda Arabia.

Con la llegada del Islam, Muђammad quiso regular la situación de la mujer, el Corán reduce a cuatro el número máximo de las esposas legítimas y prescribe que el marido debe tratarlas con una perfecta equidad. (Sura 4:3) “Si teméis no ser equitativos con los huérfanos, entonces, casaos con las mujeres que os gusten: dos, tres o cuatro. Pero, si teméis no obrar con justicia, entonces con una sola o con vuestras esclavas. Así, evitaréis mejor el obrar mal”. Con todo, el hombre puede tomar entre sus esclavas tantas concubinas como le plazca. Lo curioso, es que el propio Muђammad el Profeta de los musulmanes y él fundador del Islam, que debía de ser y dar el ejemplo a sus seguidores, no aplicó este mandato o este ley islámica (Al- Šari`a), como hemos visto.

Con todo eso, la pregunta lógica sería ¿Cuánto tiempo le quedaba a Muђammad, para dedicar o predicar su mensaje?

Más informaciones:
Raad Salam Naaman, Desvelando el Islam, Editorial Monte Riego (León) 2012

Leave Comment