image description

Mis Reflexiones sobre la visita de Su Santidad el Papa Francisco a Egipto

Egipto fue la cuna de la antigua civilización egipcia, que junto con la mesopotámica fueron el origen de la historia de la humanidad. Gracias a los Hermanos musulmanes, la organización islámica más radical existente en el mundo, que fue fundada por Hassan Al Banna en Egipto, en 1928, Egipto actualmente, es la cuna del radicalismo y el fanatismo islámico. La organización Hermanos Musulmanes es el brazo político de las tendencias religiosa más rígidas  del Islam, el salafismo y el wahabismo, a su vez es la base de todos los grupos armados terroristas islamistas como boco Haram, Al Qaida, Daa’sh…etc. La universidad del Azhar, en el Cairo (Egipto), es el umbral de las enseñanzas de las doctrinas del salafismo y el wahabismo. Egipto actualmente es un centro político y cultural importante del Oriente Próximo y se le considera una potencia regional. Egipto hoy día, posee una población cercana a los 80 millones de habitantes, conformando una sociedad multiétnica, multicultural y multireligiosa. El grupo étnico más importante en Egipto es el árabe (88%), seguido por los coptos (10%), beréberes, nubios, beduinos y beja (2%). La religión predominante en Egipto es el Islam suní (90%), los cristianos coptos tomados en conjunto (ortodoxos, católicos y otros 10%), son el grupo más numerosos después de los islámicos, del total de la población (cerca de 8.000.000 habitantes).

El término copto significa egipcio en griego, y alude a todos aquellos que se mantuvieron fieles al cristianismo tras la invasión árabe en siglo VII. Su lengua, procedente del antiguo egipcio, más tarde sustituida por el árabe, se ha mantenido en la liturgia e incluso han conservado un alfabeto y un calendario propios. Pero no sólo los cristianos egipcios son llamados coptos; también los cristianos etíopes, los eritreos e históricamente, aunque desaparecidos tras la invasión islámica, los nubios.

Los cristianos coptos en Egipto son parte fundamental de la población y una comunidad histórica que se encuentra en trance de desaparición. El naciente radicalismo islamista y la violencia efectiva en Egipto favorecen la eliminación progresiva de una minoría cristiana incómoda para los musulmanes. Los cristianos coptos son frutos de las predicaciones de San Marcos, el apóstol de Jesús, que llegó a Alejandría entre los años 40 y 49 y donde encontraría el martirio el 24 de abril del año 68. Por lo tanto, los cristianos coptos son los originales del país, descendientes de la antigua civilización egipcia. La presencia árabe musulmana en Egipto empiezo en el año 641, con las conquistas del segundo califica ortodoxo ‘Omar. Gracias a ‘Omar el Islam se extendió en toda Mesopotamia y el Norte de áfrica, desde la península árabe, con el filo de la espada obligando a los nativos de estos territorios; judíos y cristianos a convertir al Islam bajo amenazas a muerte. El campesinado cristiano se sublevó en varias ocasiones, en el 725, el 829 y el 831, aumentando el número de mártires.

En el siglo X en el periodo fatimí, bajo el califa al-Hakim (9961020), se procedió una de las mayores persecuciones exterminadoras contra los cristianos. Después vino Saladino, quien unificó el país con Siria, y utilizó los recursos egipcios para aniquilar la presencia de los reinos cruzados en Tierra Santa. Egipto significaba una reserva inagotable de recursos humanos para el Islam. Ya que desde el siglo IX los cristianos habían pasado a ser minoritarios en su propio país, por las presiones favorables a la conversión al Islam. Bajo el dominio turco 1571, la situación no varió, y los coptos fueron marginados hacia el Alto Egipto, pero no se les exterminó. Los turcos utilizaron a los cristianos coptos como funcionarios y recaudadores, gracias a su conocimiento de la lengua árabe. Durante el siglo XIX los cristianos coptos aumentaron su condición de vida gracias a la ayuda constante de los misioneros católicos con sus escuelas, que también incentivó al Patriarcado copto a crear las suyas, para aumentar el nivel de educación del campesinado y artesanado copto.

La verdadera independencia no vendría hasta 1952, cuando el coronel Gamal Abdul Nasser tomó el poder mediante un golpe de Estado, proclamando una república nacionalista árabe con ribetes de socialismo, que acabó disolviendo el Wafd. Bajo la política nacionalista de Nasser los cristianos coptos fueron respetados siempre que mantuvieran una línea próxima al gobierno, y el islamismo de los Hermanos Musulmanes fue combatido con fuerza, siendo ejecutados sus principales ideólogos.

El Papa Tawadros II, es el actual Papa de los cristianos coptos, elegido en el año 2012 después de la muerte del Papa Shenouda III, es el Papa número 118, desde San Marcos.

Con respecto al mundo islámico, el Estado egipcio es laico, aunque favorece el Islam mayoritario, y aunque no prohíbe la construcción de una iglesia, si que los trámites son muy costosos de tramitar.

En Egipto, desde el año 2011 hasta hoy día, los islamistas radicales vinculados a los Hermanos Musulmanes, conocidos en Egipto como, la madre de todas las organizaciones, han matado casi 5000 cristianos y otros 7000 heridos. Atacando y quemando 58 iglesias en diferentes ciudades del país, además destruyendo más de 500 negocios de los cristianos Coptos. Los cristianos coptos temen la violencia de los Hermanos Musulmanes. Las mujeres cristianas en Egipto son secuestradas y forzadas a casarse con hombres musulmanes y obligadas a convertirse al Islam.

Conozco Egipto muy bien, he tenido la oportunidad de visitar el país en varias ocasiones, tengo buenos amigos allí, pero en estos últimos años, la mayoría de las mujeres en Egipto llevan Al-Niqab, una vestimenta que se oculta totalmente el rostro, excepto los ojos, y es de color negro.

Los cristianos coptos en Egipto desde siempre han vivido la persecución y la desigualdad religiosa entre musulmanes y cristianos, a favor de los musulmanes, siempre han sentido como ciudadanos de segunda en su propio país. En la sociedad egipcia, un cristiano recibe todos los apoyos posibles para su conversión al Islam, tanto laborales como sociales. Por el contrario, los musulmanes que se convierten al cristianismo deben vivir en clandestinidad para evitar el rechazo social de sus familias, incluso la posibilidad de morir asesinados.

Con el aumento del radicalismo y el fanatismo islámico en el mundo actual, la visita de Su Santidad el Papa Francisco a Egipto, al país del Nilo, el viernes 28 y sábado 29 de abril, es una muestra de una gran valentía. Está visita tiene una gran importancia, para nosotros “los cristianos Orientales”, sobre todo los cristianos coptos en Egipto, que están sufriendo la persecución y el genocidio a manos de los musulmanes intolerantes. La ola islamista que ha invadido a los países árabes, ha traído la inquietud a las minorías cristianas ya preocupadas por su supervivencia y que temen por su futuro en sus países de origen. La visita de Su Santidad el Papa a Egipto, tiene una misión y un resultado específico; dar aliento de aguante a las minorías cristianas en la zona, cada vez más amenazadas en su permanencia, su refuerzo, impulsar la paz y la convivencia con los musulmanes.

Su Santidad el Papa: el dialogo, la alianza, la convivencia,  el consenso y la paz con el Islam y los musulmanes es una falacia es una mentira, es el gran engaño del siglo XXI, es una pérdida de tiempo y esfuerzo. Por sencilla razón, el Islam y los musulmanes llevan catorce siglos guerreando entre ellos, al mismo tiempo,  persiguiendo y matando a los judíos y cristianos, que vivían y viven con ellos. El Islam y los musulmanes están acostumbrados a la vía de sentido único donde ellos pueden hacer todo lo que quieran y nadie les puede responder ni señalar sus actos malos o criticarlos.

El Islam y los musulmanes son como el aceite, pretenden imponer sus doctrinas sobre otras ideas y religiones (Sura 9:33) “Él es Quien ha mandado a su Enviado con la Dirección y con la religión verdadera para que, a despecho de los asociadotes, prevalezca sobre toda otra religión”. El Islam, Para los musulmanes, no es solamente una religión, es una ideología, que regula los aspectos de la vida de los musulmanes y de los no musulmanes. El Islam, para los musulmanes, es fe, oración, patria, nacionalidad, estado, espíritu, labor, forma de vida, actitud, pensamiento y sobre todo espada o la guerra santa (Al- Yihad), es un pilar muy importante en el Islam. El Islam por medio de su profeta Muhammad es la única religión que ordena a sus seguidores ser enemigos de las otras religiones y tratarlos como tales, combatir contra ellos hasta la conversión (Sura 5:51) “Creyentes; No toméis como amigos a los judíos y a los cristianos. Son amigos unos de otros. Quien de vosotros trabe amistad con ellos, se hace uno de ellos. Dios no guía al pueblo impío”.

Dentro del Islam en general ¿Con quién se puede dialogar? ¿Quién representa a los 1.600 millones de musulmanes? ¿Quién de los líderes religiosos islámicos puede decidir o hablar en el nombre del Islam y los musulmanes? Conociendo el Islam y los musulmanes, le puedo asegurar…Nadie, nadie, nadie…

Su Santidad el Papa, recuérdese que en todo el mundo Occidental, tradicionalmente cristiano, donde los emigrantes musulmanes viven en minoría, gozan de toda la libertad y tienen todos los derechos tanto sociales como religiosos. Tienen libertad para celebrar sus pascuas como Ramadán, construir escuelas coránicas y mezquitas, rezar en ellas las cinco veces al día. Incluso en algunas ciudades tienen partidos políticos y representantes en los ayuntamientos. Esta es la democracia y la libertad religiosa verdadera. Pero, del mismo modo deben los musulmanes actuar en sus países con las minorías cristianas que viven con ellos. Aunque somos minorías, los cristianos, no somos emigrantes, somos los originarios del territorio que hoy día se llama el “mundo árabe musulmán”.

Su Santidad el Papa, en sus encuentros, discursos e entrevistas, nos anima (a los cristianos), a rezar por los cristianos perseguidos en todo el mundo. La verdad, me parece glorioso, Yo llevo toda la vida haciéndolo y creo que todos los buenos y devotos cristianos en todo el mundo también lo hacen, aparte de rezar es preciso hacer algo más por los 50 millones de cristianos que están sufriendo el genocidio en el “mundo árabe musulmán”. El Islam nos está persiguiendo y matando en el nombre de Allah Akbar, sin miedo ni vergüenza, sin embargo, algunos cristianos tienen miedo de decir la verdad, que el Islam y los musulmanes nos están asesinando…

Que el Señor nos perdona y nos bendiga a todos, sobre todo a Su Santidad el Papa, para el bien de nuestra Iglesia y la paz en el mundo.

Raad Salam Naaman
Cristiano católico caldeo de origen iraquí

Leave Comment