image description

¿Qué está pasando en Siria?

Población: 18.881.000. Grupos étnicos: árabes (90%), kurdos (2%), armenios (08%). Grupos confesionales: musulmanes (90%): (80%) sunnies, (10%) `alawiun y drusos; cristianos (10%).
Al- `Alawiun (`Alauísmo):Rama del Shiísmo dentro de la religión del Islam, surgida sobre el siglo IX. Creen en una tríada divina de `Ali primo de Muhammad, Muhammad y Salman Al- Farisi o Salman el Persa; uno de los compañeros de Muhammad. Muchos árabes musulmanes `alawíes viven en la región de Alejandría, actual Turquía, pero en su mayoría se localizan en Siria. La poligamia es una practica habitual entre los `Alawíes, pero solo entre ellos. No se permite el matrimonio de placer (Zawaŷ Al- Mut`a). Tampoco permiten a un o una `alawí casarse con alguien que no sea de la misma rama. Bashar Al Asad el presidente de Siria y toda su familia son Alawitas es decir Shiíes. Por esta razón el régimen de los AyatAllah de Irán apoya el régimen de Siria.
La verdad es lamentable lo que esta pasando en Siria. El régimen de Bashar Al- Asad resiste a una guerra civil desde marzo 2011. Bashar Al Asad es el presidente del partido nacionalista laico Baaz, es verdad que es un dictador, pero tiene un gobierno laico. La Hermandad musulmana, fundada en Siria en el año 1945, Carecen de una base popular sólida. Entre los anos 1976 y 1982 mantuvieron un enfrentamiento total contra la dictadura del padre Hafid Al Assad, en un operación militar que causó entre 20.000 y 25.000 muertos. Hafid Al Assad, decía en sus declaraciones “si tenía que borrar las dos ciudades Homs y Alepo, del mapa lo hacía”. En aquel tiempo los gobiernos occidentales, apoyaban Hafid Al Asad, porque sabían que los rebeldes eran islamistas radicales, Hermanos musulmanes.
Todos los analistas, coinciden que atrás de estos últimos movimientos en Siria son los Hermanos musulmanes.
Es vergonzoso que la comunidad internacional siga estando dividida sobre Siria, sin tener en cuenta todas las pruebas de la escala y la gravedad de los abusos contra los derechos humanos; de los dos partes (de parte del gobierno de Bashar Al Asad y de los rebeldes) que se están cometiendo en el país y mirando de hecho hacia otro lado mientras la población civil sufre la peor parte. Hasta ahora, Rusia esta al lado del gobierno de Siria, ha bloqueado todos los intentos internacionales para acabar con el régimen de Bashar Al Asad. Rusia, país clave por sus relaciones con Siria, y miembro del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, ha ejercido repetidamente su derecho a veto en relación a las resoluciones encaminadas a detener la violencia en Siria.
Muchas de las armas suministradas en el pasado por Rusia y otros países se están utilizando en los ataques actuales contra los rebeldes. Al mismo tiempo los rebeldes, vinculados a los islamistas radicales salafistas, cuentan con las ayudas económicas de Arabia Saudita y Qatar, además, con las armas de EE.UU. y Europa.
Por otra parte, cada vez llegan más informes de abusos cometidos por la oposición armada, por lo que la Amnistía Internacional ha vuelto a pedir a todos los gobiernos que puedan estar considerando suministrar armas al Ejército Sirio Libre o a otros grupos armados de oposición, que lleven antes a cabo una rigurosa evaluación de riesgos basada en información objetiva, con el fin de garantizar que no existe un riesgo sustancial de que esas armas se utilicen para cometer o facilitar violaciones graves de derechos humanos, incluidos delitos de derecho internacional.
En Siria se están cometiendo crímenes de guerra y contra la humanidad. Por ello, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas debe referir la situación de Siria al fiscal de la Corte Penal Internacional, así como imponer un embargo de armas. Además, se debe asegurar que la Misión de Supervisión de Naciones Unidas en Siria esté dotada de un componente de derechos humanos y que los observadores tengan la capacidad y los medios necesarios para proteger a las víctimas y testigos.
Desde que estallaron las manifestaciones, en febrero de 2011, más de 100.000 personas han perdido la vida en Siria, si bien las cifras reales son muchos más elevadas. Se ha detenido a millares de personas, y se cree que muchas, si no la mayoría, han sufrido tortura y otros malos tratos. Además, centenares de personas han muerto bajo custodia. En todo este tiempo, Amnistía Internacional ha seguido recibiendo información sobre homicidios ilegítimos, más detenciones y reclusión en condiciones que constituyen desaparición forzada, de ambos partes del régimen sirio y de los rebeldes, que ha afectado a miles de personas desde que comenzó el conflicto.
Como ya lo ha demostrado la historia reciente, específicamente en los casos de Cuba y de Irán, Washington puede convencer fácilmente a sus aliados europeos para que se plieguen a las sanciones que Estados Unidos adopta de forma unilateral. Es por ello que la verdadera batalla se ha desplazado actualmente hacia los medios de difusión. La opinión pública occidental se traga fácilmente cualquier cuento debido a su total ignorancia sobre Siria y a su fe ciega en la magia de las nuevas tecnologías.
En la Siria laica, las cadenas de televisión de ese país transmiten imágenes de grupos de hombres armados parapetados en los techos de las casas, desde donde disparan al azar sobre las multitudes y las fuerzas del orden. Pero las cadenas occidentales, sauditas y Qatarí retransmiten esas mismas imágenes atribuyendo los crímenes al gobierno de Damasco. En definitiva, el plan de desestabilización en marcha contra Siria no está dando los resultados esperados. Si bien ha convencido a la opinión pública occidental de que ese país vive bajo una terrible dictadura. Esta imagen de una Siria en plena revolución y de un partido Baaz al borde de abismo no corresponde en ningún caso a la realidad sobre el terreno, donde el poder controla la situación y donde la protesta se ha reducido considerablemente.
Él Patriarca actual de la Iglesia Melquita en Siria Gregorio III en sus últimas declaraciones, mostró sus preocupaciones por los cristianos en Siria, porque según el Patriarca, de atrás de estos movimientos están los fanáticos radicales musulmanes, que no aceptan a los cristianos entre ellos.
En unas declaraciones del arzobispo de Alepo, el Monseñor Jean Clement Jean Bart, en el periódico Al País publicado el viernes 27 de Julio 2012, dice: “Los cristianos tememos la caída de Bashar Al Asad y su gobierno, porque seguramentequien van a gobernar son los fundamentalistas islámicos y nos hagan perder la libertad religiosa. Tememos que nos obligan a abandonar nuestro país, después de más de 2000 años de historia y 1400 años de convivencia con los musulmanes. Como pasó con los cristianos de Irak. En Homs y Alepo, los rebeldes están utilizando los civiles cristianos como escudos humanos, han matado muchos cristianos, han violado muchas mujeres cristianas en el nombre del Islam y más del 90% de los cristianos han sido obligados a abandonar el país, a los campos de refugiados en las fronteras de Irak y Turquía, sin tener tiempo de llevarse nada de sus vienes”.
Hay un dicho árabe dice “escucha el tonto, alguna vez dice algo sensato”, la primera vez Chávez de Venezuela; dijo algo sensato, por lo menos para mí, el 1 de Agosto 2012 “El Occidente está equivocado de apoyar y ayudar los rebeldes en Siria porque son terroristas islamistas contra un régimen legítimo laico”.
 
EE.UU. y Europa se equivocaron en Irán en el año 1979 con el Shah de Irán y apoyarón una rebelión religiosa dirigida por los AyatAllah, hasta hoy estamos sufriendo sus consecuencia. Lo mismo pasó con el régimen iraquí laico de Sadam Husein en el año 2003, el régimen de Sadam era una dictatura política, pero el que hay ahora es una dictatura política religiosa, mucho peor que el de Sadam. Más tarde, en el año 2011, con Túnez, Libia, Egipto con las ultimas revueltas y protestas en el mundo árabe, calificadas por distintos medios de comunicaciones y políticos, como las revueltas democráticas árabe o primavera árabe. En mi opinión, no son más que el comienzo de un otoño muy escuro y duro, no trae nada bueno, al contrario, aumenta el fanatismo, el radicalismo islámico, no solo en el mundo árabe sino en todo el mundo.
Y ahora de nuevo, se equivocan en Siria, los rebeldes en Siria cuentan con la ayuda del Occidente, a pesar de que todo el mundo sabe que las cabezas de estos rebeldes o quien los mueve son los hermanos musulmanes es decir el radicalismo islámico…

La verdad no se quien aconseja nuestros gobernantes Occidentales con el asunto del mundo árabe musulmán… desde luego, no dan ni una, es una equivocación tras otra…

Leave Comment