image description

El fin “feliz” del Open Arms…pero no del migrante…

De una vez por todas hay que llamar las cosas por su nombre. Llama la atención que el debate sobre la inmigración haya entrado de lleno en la vida política y civil española. Hoy día a la gente le gusta escuchar o leer cosas políticamente correctas. A continuación, lo que desarrollo desde luego no lo es.

Tras 19 días de tensiones e incertidumbres, los 83 migrantes del Open Arms, tocaron tierra, deben agradecer el final feliz de su espera ante la isla de Lampedusa al fiscal de Agrigento, Luiggi Patronaggio. Lo que me llamo la atención, que en medio de las celebraciones del desembarco del Open Arms, el director y fundador de la ONG, Oscar Camps, dijo que: “Están contentos no porque llegan a tierra, sino porque cayó el ministro del Interior italiano, Salvini”. Por lo tanto, el objetivo principal de Open Arms, no es salvar vidas, sino, acabar con Salvini políticamente.

Me preguntó ¿Por qué tanta propaganda publicitaria con la llegada de migrantes en barcos de ONG, como el Open Arms, Aquarios…etc. y tan poco con los miles que llegan a las costas españolas por otros medios y por semejantes razones?

Según datos del Ministerio del Interior, recogidos por Europa Press, un total de 14.591 migrantes han llegado en patera a las costas españolas en lo que va del año 2019. Además, 208 migrantes han muerto en el camino hacia las costas españolas.

Por otro lado, las entradas por vía terrestre, que incluye saltos a las vallas fronterizas con Marruecos, entradas a través de los bajos de camiones y en maleteros de coches, entre otras formas, se han contabilizado un total de 3.427 llegadas.

En concreto, por Ceuta entraron 671 migrantes. Y por Melilla se han contabilizado 2.756 entradas. En total, si se suman las entradas en patera y por vía terrestre, hasta el 13 de agosto de 2019, han llegado a España de forma irregular 18.018 migrantes.

A nivel europeo, según la misma fuente, hasta el día 13 de agosto de 2019, habían llegado a Europa por mar un total de 43.584 migrantes. La mayoría de las entradas, casi el 84% del total, se produjeron a través de Grecia (22.283) y España (14.591).

Tanto algunas ONG como miembros del gobierno español en función, insinúan que por solidaridad, España debe abrir sus puertas de par en par, para la migración.

Así no, de esta forma la migración no va a desaparecer, es una muestra de ignorancia y cinismo, habrá centenares de miles de jóvenes, en Marruecos, Liberia, Nigeria, Mali, Senegal, Libia, Sudán, Mauritania, Siria, Irak, etc. que han oído que en Europa hay países que rechazan los emigrantes, mientras que hay otros que los admiten. Se calcula que más de un millón de migrantes están a la espera su oportunidad de llegar a las costas Europeas, el número está en aumento. Seguramente, estos migrantes, si vienen a España, no terminaran alojándose en el casoplón de Pablo Iglesias en Galapagar, ni en el palacete de Carmena, tampoco en la mansión de Ada Colau, mucho menos en Moncloa, la casa temporal de Pedro Sánchez.

Es verdad que no se puede negar la gran labor de algunas ONG, navegando con sus barcos en el Mediterráneo, salvando vidas humanas. Sin embargo, cuando los barcos de las ONG, acogen o salvan los migrantes en el Mediterráneo ¿Por qué no les retornan a la costa o al país de origen donde iniciaron el viaje? De esta forma, a la vuelta estos migrantes cuentan a sus compatriotas o compañeros que están esperando su turno, del peligro del viaje. Además, así logran acabar con el negocio de las mafias que son los verdaderos delincuentes. Al contrario, cuando los barcos de las ONG, llevan a los migrantes a las costas europeas, están cumpliendo el objetivo principal de las mafias, al mismo tiempo echando un capote y haciendo prosperar su negocio. Mi duda es ¡Si están compinchados los capitanes o los directores de algunas ONG con las mafias y traficantes de migrantes!

Ciertas ONG y políticos, manejando estas circunstancias para fines propagandísticos y electorales propios, incluso se trasladan para traer consigo a centenares de migrantes, dando la sensación de que la ciudad donde gobiernan les pertenece.

Las cosas no se hacen así, tomando decisiones apresuradas y sin organización, hay que pensar a quienes vamos a invitar. Por lo menos hay que investigarlos, si metes en tu casa a cualquiera, puedes llevarte un gran disgusto. Nuestra ciudad o país es nuestra gran casa, hay que cuidarla y protegerla.

Algunos medios de comunicación y analistas comparen la actual ola de migración a España, con la emigración española a Alemania, Francia, etc. En realidad no hay paralelismo entre ambas. Los españoles emigraron a una sociedad y cultura parecidas, no tiene nada que ver con los migrantes que vienen de una cultura y una religión totalmente distintas. Por lo tanto, su integración es muy complicada cuando no inviable.

Algunos periodistas, políticos, pijos podemitas, incluso un sacerdote conocido por su bonita sonrisa, animan a que vengan a España más migrantes, que se integren, trabajen y sobre todo cubran el futuro envejecimiento de la población española…ole.

Me gustaría preguntar a todos estos listillos:

¿Cómo y cuándo se van a integrar estos migrantes? Si no existe un plan claro de emigración e integración en Europa en general ni en España en particular.

¿En qué van a trabajar? Si hay casi tres millones de españoles en el paro, buscando trabajo, la gran mayoría, jóvenes con carrearas universitarias o formación profesional, incluso muchos de ellos emigran a otros países europeos en busca de trabajo.

¿Quién mantiene y qué fin les espera estos migrantes? Un poco de por favor señores, debéis pensar en el provenir de esta gente, no en la popularidad, en la propaganda, en el beneficio personal, de cada uno de vosotros, de vuestra ONG y de vuestros partidos políticos. En el mejor de los casos, estos migrantes, terminan corriendo delante de la policía como top manta o aparcando coches (gorrillas).

Es verdad que hay un informe publicado en el año 2010, que explica el problema del envejecimiento de la población europea y el futuro de Europa, incluyendo España. Sin embargo, la solución no pasa por atraer migrantes, nuestros políticos deben buscar otras soluciones, como por ejemplo, aprobar leyes cuidadosas contra el aborto y la ideología de género, ayudar a las familias numerosas, sobre todo, apoyar económicamente a los jóvenes a casarse y tener hijos…etc.

Por otro lado los hombres y mujeres migrantes musulmanes vienen aquí principalmente, huyendo de la guerra, del caos político y la dictadura política-religiosa que sufren en sus países de origen. En realidad, ningún gobierno español puede mejorar su situación económica ni tampoco proporcionarles una vida más próspera. En el futuro, la mayoría de estos migrantes se van a encontrar perdidos, en la calle, sin oficio ni beneficio, viviendo de ayudas sociales, con el gran problema añadido del desconocimiento del idioma. Además, las mentes retorcidas aprovechan ese hecho, para controlar a estos migrantes mediante una muy bien organizada y financiada red de imames. Estos líderes religiosos islámicos, captan a los migrantes musulmanes, les ayudan económicamente, les dan comida y cobijo. Al mismo tiempo, les radicalizan, les inculcan ideas e enseñanzas religiosas fanáticas contra todo el Occidente y sus gobernantes. En sus predicaciones, estos imames culpan al Occidente y a sus dirigentes, de todo el mal que sufren tanto los migrantes como sus países de origen, llamándolos cruzados. Así, consiguen formar grupos radicales islámicos dentro de la Unión Europea, para la gran “conquista islámica”.

Es muy difícil integrar los migrantes musulmanes en la sociedad Occidental, porque normalmente ellos viven en comunidades cerradas (guetos), juntos practican sus costumbres, tradiciones y su religión y no están dispuestos al cambio. Al contrario, quieren imponer sus costumbres, tradiciones y religión en las sociedades donde viven.

¿Quién cometió los crimines del 11S, 11M, 7J en Londres, los asesinatos de Paris, Bélgica, Alemania, Barcelona…etc.? Fueron hombres de origen árabe musulmán, europeos de segunda y tercera generación.

El Occidente se equivocó con las últimas revueltas y protestas en el “mundo árabe musulmán”, mal calificadas por distintos medios de comunicación y políticos como, “la primavera árabe”. Estas revueltas y protestas, comenzaron en Túnez en diciembre del año 2010, cuando los tunecinos tomaron las calles de la capital, Túnez, gritando “El pueblo quiere libertad”. Con el inicio del año 2011, las protestas se extendieron a otros países árabes, como Egipto, Libia, Yemen, Siria, Irak. Antes, estos países eran estados seguros, estables, dominados por dictadores políticos laicos, que tenían a los grupos radicales islámicos y sus líderes, sujetos y controlados. Hoy en día, estos países viven en un caos, sufren una guerra civil, tribal, política y religiosa. En mi opinión, la mal llamada primavera árabe es el comienzo de un otoño o inverno muy largo, oscuro, lluvioso, pesado y peligroso, que no trajo nada bueno, al contrario, aumentó el fanatismo y el radicalismo islámico no solo en el mundo árabe, sino en todo el mundo. Además, los únicos beneficiados de estas revueltas están siendo, los Salafistas y los Wahabistas y los brazos políticos de estos, los Hermanos musulmanes y los brazos armados de todos “los grupos terroristas islámicos”. Lamentablemente, estos rebeldes contaron con el apoyo del Occidente, antes de conocer realmente quienes eran y cuáles eran sus objetivos. El occidente debe de comprender, que no todas las rebeliones y protestas populares son buenas.

La cosecha de la llamada “primavera árabe” es el Califato Islámico (Da’ash), el grupo terrorista más peligrosos y poderoso de los últimos tiempos, con su propio califato en Siria e Irak. Desde el nacimiento del Califato Islámico, en el año 2014, hasta hoy en día, ha dado al mundo una muestra de la barbaridad del Islam. Ha generado muchas guerras y arruinado muchos países árabes, que antes eran estables, como Irak, Siria, Libia…etc. El resultado es la actual ola de migración masiva a Europa. Quien está financiando esta ola de migración son los golfos de los países del Golfo árabe y la Turquía de Erdogan, que es un radical musulmán que aspira a la vuelta del imperio Otomano. Los centros de inteligencia occidentales afirman que, miles de hombres afines al grupo radical terrorista islámico Da’ash, huyeron de los campos de batalla en Irak y Siria, infiltrados entre los actuales refugiados, para entrar en Europa. La pregunta obligada es ¿Cómo se pueden identificar?

Libia se ha convertido en la estación y un trampolín para migrantes árabes musulmanes, que quieren llegar a las costas europeas. Libia es un país de casi 7 millones de personas, prácticamente toda la población es musulmana suní. Es un país tribal muy complicado, los jefes de las tribus son muy poderosos y autónomos. El pueblo de Libia es conservador y religioso. Libia bajo el mandato de Gadafi supo controlar tanto a los jefes de las tribus como al pueblo, lejos del Islam radical. La intervención armada de Estados Unidos, Reino Unido y Francia en marzo de 2011 logró derrocar al dictador, pero no operó el milagro. La retirada precipitada de Occidente, a la vista del caos surgido al desencadenarse todo lo que antes reprimía el terror de Gadafi, fue un precedente para Washington de lo que hoy ocurre en Irak y Afganistán. Libia está rota por tensiones ideológicas, ha surgido un islamismo radical, que antes no existía, por intereses tribales. Hasta el asesinato de Gadafi el 30 de Octubre 2011, Libia contaba con la mayor esperanza de vida de todo el continente africano y con la renta per cápita más alta gracias al petróleo. Hoy el único comercio floreciente es el de las armas y las mafias de la migración. El país se ha convertido en el mayor zoco continental de rifles y misiles, del que viven en gran medida docenas de grupos armados. Italia es el país europeo que sigue con más inquietud la caótica deriva de su antigua colonia. Las costas libias constituyen una inmensa lanzadera de pateras de inmigrantes en dirección a Italia.

¡Ojo a Marruecos! El Partido de la Justicia y Desarrollo PJD que gobierna Marruecos, es un partido político conservador de ideología islamista muy rígida, conocido por su cercanía a las ideas de los hermanos musulmanes, contra el Occidente.

Marruecos juega a dos bandos, por un lado pide y consigue ayudas económicas de la UE en general e España en particular, con la excusa de frenar la migración a España y a Europa. Por el otro lado, hace la vista gorda de las mafias que trafican con la migración. En definitiva, Marruecos hace un negocio redondo, siempre ganando con los islamistas, con las mafias y sobre todo con la Unión Europea, tomando el pelo a sus dirigentes.

La solución está en los países de origen, de los migrantes, allí hay que actuar, ayudarles, enseñarles como levantar su patria, vivir y convivir fuera del radicalismo y el fanatismo religioso islámico. El Occidente debe intentar reconstruir lo que ha destruido.

Pregunto de nuevo ¿Para qué están el G7, G8, G20, la ONU, el Consejo de Seguridad, la Otan, la UE…etc.? Con todos los gastos que generan sus cumbres y lo que esperamos de ellos los ciudadanos, ¿por qué estás organizaciones no aportan soluciones a este problemón? Señores, mandatarios, esperamos mucho más de ustedes.

Más informaciones:

-Raad Salam Naaman, Los primeros cristianos, los cristianos orientales entre el hecho histórico y un verdadero genocidio, Monte Riego, España, 2019.

-Raad Salam Naaman, Este es el Islam, Monte Riego, España, 2015.

Raad Salam Naaman

Cristiano católico caldeo de origen Mesopotámico, migrante en España

Español de pie a cabeza y de corazón, muy indignado

Leave Comment